Baja 40% flujo de indocumentados en la frontera

0

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos señaló que entre enero y febrero pasados bajó 40% el flujo de inmigrantes indocumentados en la frontera con México, y ello, presumió, se debe a las medidas antimigratorias del presidente Donald Trump.

“La reducción en las aprehensiones demuestra un cambio marcado en la tendencia desde que el gobierno del presidente Trump impulsó las órdenes ejecutivas para fortalecer las leyes de inmigración”, destacó en una declaración por escrito el general John Kelly, secretario de Seguridad Interior.

De acuerdo con el gobierno de Trump, la caída de 40% en el flujo migratorio durante los primeros dos meses de 2017 se midió con base en las detenciones y prevenciones de ingreso a Estados Unidos de inmigrantes por la frontera sur.

“Los números muestran un declive sin precedentes en el tráfico” de indocumentados, resaltó el general Kelly.

Y adjudicó el mérito a la orden ejecutiva que Trump firmó el pasado 25 de enero, bajo la cual exigió reforzar las acciones de los agentes migratorios para ubicar, detener y deportar de manera expedita a los indocumentados.

Con esa orden se autorizó a las agencias federales migratorias a buscar el apoyo de las policías estatales y locales para localizar y detener a los inmigrantes en los 50 estados de la Unión Americana.

La medida estableció como lineamiento ineludible la deportación de Estados Unidos de todos los indocumentados con antecedentes penales, así como de aquellos que estén acusados de delitos graves y de quienes tengan orden de ser deportados sin importar que se encuentren apelando sus casos ante cortes migratorias, además de los que reincidieron en el ingreso sin los documentos migratorios necesarios.

De manera paralela, la orden de Trump establece fincar delitos criminales a inmigrantes indocumentados o residentes permanentes de Estados Unidos si se descubre que en algún momento, durante su estancia en el país, pagaron a un traficante de personas para ingresar a la Unión Americana a menores de edad, sin importar las relaciones familiares.

“Las detenciones y actividades de inadmisibilidad tienden a establecer la cifra más baja en un mes, de este tipo de acciones en los últimos cinco años”, afirmó el general Kelly.

El Departamento de Seguridad Interior explicó que tradicionalmente los meses de enero y febrero son periodos en los que las agencias migratorias en la frontera con México registran incrementos de entre 10 y 20% en las detenciones de inmigrantes indocumentados.

“Este año vimos una reducción en los arrestos, que va de 31 mil 578 a 18 mil 762 personas, lo que significa una contracción del 40%”, destacó Kelly.

Respecto de las estadísticas correspondientes al año fiscal 2016, que inicio el 1 de octubre y que sigue vigente, informó que el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en ingles) reportó la captura de 157 mil inmigrantes indocumentados hasta el pasado 20 de enero.

La captura de 157 mil indocumentados en poco más de dos meses y medio representó un incremento de 35 mil arrestos con respecto al mismo periodo de tiempo del año fiscal 2015.

“Desde que el presidente Trump asumió la presidencia, el 20 de enero, hemos visto una caída dramática en los números”, alardeó el secretario de Seguridad Interior.

En un intento por ocultar su regocijo por lo que consideró el éxito de las políticas antimigratorias de Trump, sostuvo que la tendencia a la baja es alentadora porque significa que menos personas se arriesgan a ponerse en riesgo, debido a lo peligroso que es el viaje hacia el norte.

“Adicionalmente estamos viendo un aumento en las cuotas que cobran los traficantes de personas a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos. Desde noviembre de 2016, los coyotes aumentaron sus cuotas en 130% para pasar a personas por ciertas áreas, es decir, el cobro pasó de 3 mil 500 a 8 mil dólares por ingresar a los indocumentados por las regiones montañosas”, acotó el funcionario estadunidense.

Y el gobierno de Donad Trump ratificó su compromiso de seguir instrumentando las nuevas políticas antimigratorias y a estar pendiente de los cambios en la tendencia del flujo migratorio proveniente de la frontera norte de México que, indicó, se incrementa siempre de marzo a mayo.

Fuente: Apro/ Agencias

Comentarios

Skip to toolbar