Zerón, bajo investigación por Ayotzinapa, pero Peña Nieto lo cobija

0

De manera inopinada y a punto de cumplirse dos años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el controvertido Tomás Zerón fue removido de la Agencia de Investigación Criminal, una instancia de la PGR en la que el funcionario “se manejaba solo”, según reconocía la propia procuradora Arely Gómez. Lejos de ser una concesión a los deudos de los estudiantes, lo que hizo el presidente Peña Nieto fue proteger a Zerón, uno de los férreos defensores de la “verdad histórica”, pues horas después lo nombró secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Pública. 

zeron y murilloo karam

Por Jorge Carrasco y Patricia Dávila/ Proceso

Con el movimiento de Tomás Zerón de Lucio, el presidente Enrique Peña Nieto hizo más que defender la “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotnizapa: se aseguró información de seguridad e inteligencia de primera mano, sin depender únicamente del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En vísperas de los dos años de la desaparición forzada de los estudiantes en Iguala, el mandatario decidió cobijar en Los Pinos a quien elaboró, desde la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), la versión oficial de los hechos que tienen a México bajo escrutinio internacional.

De paso, le quitó a la titular de la PGR, Arely Gómez González, una presencia incómoda que siempre actuó al margen de ella al amparo de Peña Nieto, a quien Zerón le ha proveído información de seguridad desde hace casi una década.

En medio de esa disputa, la procuradora le inició al exdirector de la AIC un expediente de investigación por sus actuaciones en la construcción de esa “verdad histórica”. Según declaró aProceso el subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la PGR, Eber Betanzos, se abrió un expediente en contra de Zerón en la visitaduría general de la procuraduría.

Horas antes del cierre de esta edición, reiteró lo que había dicho el 8 de junio pasado: que a iniciativa de esa subprocuraduría se mantiene la investigación contra Zerón.

Sin embargo, la investigación es más de forma que de fondo. El entonces titular de Asuntos Internos, Alejandro Chávez Flores, terminó por renunciar un mes antes de la salida de Zerón de la AIC, en rechazo a lo que consideró como un acto de simulación, según informantes de la PGR.

Los principales responsables de “la verdad histórica” están ya fuera de la mira en la PGR. Además de Zerón, salió de la Coordinación de Servicios Periciales Sara Mónica Medina Alegría, quien sin embargo aún forma parte de la estructura de la procuraduría. Pero lo hecho, hecho está y la versión oficial se mantiene.

La tarde del miércoles 14, la procuraduría anunció la renuncia de  Zerón a la AIC. De inmediato, la noticia se interpretó como una concesión del presidente Peña Nieto a la exigencia de los padres de los normalistas. Pero horas después se supo la verdadera intención del mandatario: hacerlo su consejero de seguridad en la oficina presidencial, protegiéndolo de las presiones por el caso Ayotzinapa al tiempo de reivindicar la “verdad histórica”.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar