“¡Penes sí, pistolas no!”, reclaman universitarios de Texas

0

Penes sí, pistolas no!” o, en inglés, “Cocks not Glocks”. Eso es lo que clama un grupo de estudiantes de la Universidad de Texas (UT), en la ciudad de Austin, que ha decidido combatir la presencia de armas de fuego en sus campus con juguetes sexuales.

Podría ser una campaña reminiscente de los pacifistas de los años 60 que exhortaban: “Haz el amor, no la guerra“. Definitivamente es un llamado a la expresión sexual contra la violencia de las armas.

Y es que el pasado 1 de agosto entró en vigor una ley promulgada por el gobernador del estado, Greg Abbott, que permite que se puedan portar armas de fuego en las instalaciones universitarias.

Precisamente en esa fecha se cumplió el 50º aniversario del que es considerado el primer tiroteo masivo de la historia en EEUU, ocurrido en el campus de la Universidad de Texas y en el que murieron 17 personas.

El argumento de las autoridades para permitir el porte de armas es que los estudiantes podrán defenderse en caso de que a alguien se le ocurra intentar perpetrar una matanza como la ocurrida hace 5 décadas.

Multas por alusiones “obscenas”

Dildos
En la imagen el joven porta un cartel que dice: “combatiendo lo absurdo con lo absurdo”.

En algunas instituciones de Texas, como la UT, hay reglamentos que prohíben llevar en público algo que pueda ser considerado “obsceno”.

Jessica Jin, leader of the protests called “Cocks not Glocks”, is seen at a protest against a state law that allows for guns in classrooms at college campuses, in Austin, Texas, U.S. August 24, 2016. , in Austin, Texas, U.S. August 24, 2016. At the rally, students at the University of Texas openly displayed sex toys, an act considered illegal under local indecency laws. REUTERS/Jon Herskovitz TEMPLATE OUT

Alarmada por las “contradictorias” actitudes de las autoridades universitarias frente a la violencia y el sexo, la estudiante Jessica Jin organizó hace unos meses en Facebook el evento “Campus (DILDO) Carry” (dildo es el término coloquial en inglés para referirse a un vibrador o consolador), y que se celebró este miércoles en el campus de la UT en Austin.

Así, coincidiendo con el primer día de clases, decenas de estudiantes mostraron su oposición a que se permita llevar armas en el campus portando en público juguetes sexuales.

Según los organizadores de la campaña “¡Penes sí, pistolas no!”, en los últimos días han repartido más de 5,000 consolodores entre los alumnos de la UT.

La decisión del gobernador Greg Abbott de dar luz verde a la ley sobre el porte de armas ha desató una gran polémica.

La decisión del gobernador Greg Abbott de permitir que, aquellos que obtengan una licencia, puedan llevar armas consigo a la universidad desató una gran polémica cuando se anunció hace más de un año.

A mediados de 2015, el profesor de economía de la UT Daniel Hamermesh anunció que abandonaba la institución académica ante el temor de que la presencia de armas ponga en peligro su seguridad y la de los estudiantes.

Mientras, más de 800 profesores de la UT firmaron una carta mostrando su rechazo a que se permita la portación de armas en la universidad.

Comentarios

Skip to toolbar