Los amparados de Chihuahua

0

Por Luis Javier Valero Flores

Nunca, en la memoria del escribiente, la casi totalidad de un grupo político, ex gobernante de una entidad, había sido sometido a tan duro trance, el de enfrentar o de eludir, la acción de la justicia, emprendida por el siguiente en el poder.

Probablemente, al momento de que salgan a la luz estas notas, el número de ex funcionarios y empresarios involucrados en el gobierno de César   Duarte, que hayan solicitado el amparo de la justicia federal, rebase las cuatro decenas, en un verdadero desquiciamiento judicial.

Tal   fiebre “amparista” la desató la detención de tres de los funcionarios más ligados al ex gobernante (sin ser los únicos con esa categoría) y la   expedición de la orden de aprehensión en contra de Duarte.

Estos hechos han llevado a que el PRI caiga en la más severa de las crisis políticas por las que haya transitado el otrora todopoderoso partido gubernamental.

No podrá afrontar con suficiencia el próximo proceso electoral en Chihuahua.

No se ve la manera que pueda arrostrar con donaire el desprestigio al que lo sumió el ballezano. Sólo un factor puede aminorar tal caída: Las resoluciones de los jueces federales en los casos de Javier Garfio, Ricardo Yáñez y Gerardo Villegas, así como la resolución del amparo concedido a Antonio Tarín, suplente de Carlos Hermosillo en la diputación federal por Parral.

Si los fallos les concedieran la razón en sus  alegatos, de que  se violentaron los procedimientos judiciales establecidos para las detenciones,   entonces quien se encontraría, de improviso, en una profunda crisis de  credibilidad, sería el gobierno  de Javier Corral y la severidad de la crisis política existente en la entidad llegaría a niveles de locura, con todas las   negativas consecuencias que acarrearía, especialmente en el ámbito de la seguridad y el crecimiento económico.

No son pocos los datos que nos llevarían a concluir que el gobierno de Enrique Peña Nieto está dispuesto a defender a los suyos, a pesar de los quebrantos producidos por esa postura. La permanencia de 30 horas de Antonio Tarín en la Cámara de Diputados, esperando la emisión de un amparo para eludir la acción de la justicia, después de buscar la toma de protesta como diputado federal, es altamente ilustrativa de esa postura del grupo gobernante en el país.

Y lo hicieron con el inicio de la campaña electoral en la entidad de sus   amores, la del Estadode México. En este momento es imposible medir el  impacto negativo  que eso habrá producido en una parte del electorado mexiquense, pero sin duda contará en el balance general.

De ahí que, por lo menos en el momento actual, se aprecia que el priismo   nacional le apostará a defender a los suyos, de ahí que se rumore que, para obtener sus respectivos amparos, el presidente estatal del PRI, Guillermo Dowell, y la Secretaría General, Liz Aguilera, recibieron la   aprobación del Comité Nacional, del mismo   modo que uno de los hombres de Peña Nieto, el diputado Jorge Alvarez Marín, vice coordinador de los diputados federales priistas fue quien coordinó la estancia de Tarín en la sede de la Cámara, lo que lleva a suponer que el presidente no estuvo ajeno a la decisión de protegerlo o no.

Pero lo que hoy sucede en Chihuahua sin duda, le golpeará nacionalmente al PRI.

Y enfrente, no todo es coser y cantar, como se aprecia empiezan a disfrutar los integrantes de la nueva fuerza gobernante. Han alcanzado un indudable éxito con la detención de los mencionados arriba y la nube de ex funcionarios amparados, pero en adelante estarán sujetos a los vaivenes de los juicios y a la evaluación popular de la obra de gobierno; la detención de los presuntos responsables de las corruptelas colmará a unos cuantos   pero   a   la   mayoría   de   los   chihuahuenses   sólo   los convencerá la bondad de las medidas gubernamentales.

Pareciera que la verdadera evaluación sobre el desempeño de Corral iniciará a partir de hoy, cuando cumplió 6 meses de gobernar. La principal   promesa, la de llevar a César Duarte ante los tribunales (aunque él dijo en   campaña que lo llevaría a la cárcel, cosa que se debería interpretar) ya se concretó, sólo queda esperar su detención.

Ahora será su obra de gobierno la que hablará y lo que haga en varios de los temas más candentes en el Chihuahua de nuestros días, pero, eso, será tema de domingo.

asertodechihuahua@yahoo.com.mx

Blog: luisjaviervalero.blogspot.com;

Twitter: /LJValeroF

Comentarios

Skip to toolbar