Iñárritu aborda el mundo de los indocumentados en realidad virtual

0

El director mexicano prepara un cortometraje que será fotografiado por el también oscarizado Emmanuel Lubezki

Por Rocío Ayuso

El tema no es nuevo para el realizador mexicano Alejandro González Iñárritu. Su próxima película se centrará en un grupo de inmigrantes indocumentados intentando cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, un tema no solo de actualidad sino que abordó en esa amalgama de historias que fue Babel (2006). Lo diferente es la técnica porque el ganador del Oscar a la mejor dirección tanto con El renacido (The Revenant) como con Birdman (O la inesperada virtud de la ignorancia) (2014) quiere que la experiencia se sienta más cercana e intensa rodando su trabajo como un cortometraje experimental en VR o realidad virtual.

La técnica hasta ahora reservada principalmente para muestras de feria o para el campo del vídeo juego está haciendo su entrada en Hollywood, donde algunos de los realizadores más importantes de la industria están interesados en esta nueva forma más envolvente de llegar al público. Ridley Scott trabajó como productor ejecutivo en el proyecto de realidad virtual que acompañó su último estreno, Marte (The Martian), mientras que Steven Spielberg está prestando su asesoría en otro trabajo desarrollado en VR.

En el caso de Iñárritu, el director más conocido como “El negro” contará a su lado una vez más con el maestro de la fotografía, el también mexicano y amigo Emmanuel Lubezki, ganador de tres Oscar consecutivos por su trabajo. Juntos se adentrarán por primera vez en el campo de la realidad virtual creando un espectáculo donde mediante el uso de gafas el espectador disfrutará de un campo de visión de 360 grados en la historia que se desarrolla a su alrededor.

Iñárritu lleva cuatro años desarrollando un proyecto aún sin título que estará producido y financiado por Legendary Entertainment y por la Fundación Prada. La división Entretenimiento Inmersivo de los estudios Lucasfilm, ILMxLAB, se encargará de desarrollar el mundo virtual en el que transcurre la acción de este cortometraje así como la digitalización de sus personajes. Un gran salto con respecto al último trabajo conjunto de ambos, Iñárritu y Lubezki, en El renacido (The Revenant) donde buscaron el mayor realismo, rodando en parajes reales y con el uso exclusivo de luz natural.

“Lo que me hace un adicto al cine no son solo sus historias sino la manera en la que están contadas”, indicó el realizador en su última entrevista con EL PAÍS. “El cine tiene que ofrecernos una experiencia que nunca hemos vivido antes, conseguir como sea esa emoción que nos conecte. Esa es siempre mi meta”, añadió de un estilo cinematográfico siempre cambiante ya sea yuxtaponiendo diferentes historias, contando el guión en un plano secuencia continuo o ahora mediante técnicas de realidad virtual.

La prensa de Hollywood ya ha adelantado los titulares que acompañarán el estreno de este cortometraje asegurando que el próximo trabajo de Iñárritu será “odiado por Trump”, en referencia a las políticas anti-inmigrantes que promueve el candidato republicano a la presidencia estadounidense. Sin embargo la revistaDeadline afirma que el cortometraje no llegará a las pantallas hasta el próximo año, pasadas las elecciones presidenciales estadounidenses.

Ninguna de las partes implicadas en esta producción ha ofrecido más detalles sobre su duración o, más importante, su forma de exhibición. Iñárritu tampoco ha dado a conocer por el momento cuál será su próximo largometraje como realizador aunque en televisión está desarrollando como productor y director la serie titulada The one percent sobre una familia en el centro de una terrible crisis económica. En el caso de Lubezki, el director de fotografía acaba de concluir su trabajo junto a Terrence Mallick en Weightless.

Fuente: El País

Comentarios

Skip to toolbar