El cine que quiere derribar el muro de Trump

0

CEME – DOC proyecta 14 documentales sobre migración en la tierra sobre la que el magnate lanza buena parte de sus despropósitos

Por Víctor Usón

Cine contra muros. Largometrajes que anhelan derribar el que pretende levantar Donald Trump y el que construyen cada día la xenofobia y el racismo. El festival CEME – DOC trata de poner rostro a los que cruzan clandestinamente las fronteras, a los millones de hombres y mujeres que huyen desesperadamente de sus países en busca de un futuro mejor. Un certamen que se celebra en la Ciudad de México y que, a través de documentales, intenta retratar al migrante, -sus sueños, su viaje, su destino…- pero también a los que se quedan.

“Se trata de romper barreras para crear un ‘nosotros’ fuera de ideologías y fronteras. Intentamos empatizar con el otro para que el espectador sienta que podría ser él quien está al otro lado de la valla”, asegura el director artístico del festival, Jorge Moreno.

Del 22 al 29 de noviembre, CEME – DOC -organizado por el Centro de Migraciones y Exilios de la UNED – exhibirá 14 documentales en la tierra sobre la que Trump lanza buena parte de sus despropósitos. Los migrantes, que el magnate ha tildado de “criminales” y “violadores”, se convertirán en protagonistas de algunas cintas y, la frontera, que el republicano quiere fortificar, en el escenario de largometrajes como Tempestad. Una película que inaugurará el festival de la mano de la escritora Elena Poniatowska y que se adentra en ese México que huye ante la violencia del narcotráfico.

“Las circunstancias políticas actuales dotan de una importancia capital a proyectos como este. Puesto que el odio y la xenofobia se cimientan en la ignorancia y el mito, debemos evitar la construcción de una imagen viciada del otro y detener los localismos y la retórica fascista”, ha enfatizado Moreno en la presentación.

Documentales como District Zero se preguntan qué hay en el celular de un migrante, mientras que Tout le monde aime le bord de la mer, Where Thereis no point y Memories of the sensitive sea and city reflexionan en torno al mar “como metáfora y frontera natural”. Por su parte, Stony Paths acerca al genocidio armenio y el galardonado en el Festival de Locarno en 2014, L’abri, será una excusa para que el público establezca un diálogo con Laura Bosques, hija del que fuera embajador de México en Francia Gilberto Bosques. La labor del diplomático, conocido como el Schindler mexicano, fue fundamental para salvar la vida de numerosos combatientes de la II Guerra Mundial y la Guerra Civil Española.

Este festival, financiado por Santander Universidades, echa la vista atrás pero no con un “afán nostálgico, sino para aprender del pasado”, ha asegurado la coordinadora del certamen, Maria Luisa Capella. Un certamen que se adentrará en ese tiempo en el que políticos españoles fueron encerrados “en campos de concentración donde había un 97% de mortalidad infantil” y en el que gracias a la labor de Gilberto Bosques numerosos exiliados fueron realojados en dos castillos que habilitó para ellos el diplomático.

El refugio, el encuentro, el mar, la tempestad y la violencia serán algunas de las temáticas sobre las que versarán estos 14 documentales que han sido seleccionados entre las más de 640 películas de 90 países que se han presentado al certamen. Un festival que tratará de “reflexionar sobre esos actores sin rostro que la política exterior y que la tergiversación de algunos medios los ha tornado invisibles”, ha destacado Moreno.

Fuente: El País

Comentarios

Skip to toolbar