Cuauhtémoc Blanco libra su destitución; acuerda pago con extrabajadores

0

El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, libró por el momento la destitución ordenada por el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA), luego de que un representante acudió ante la autoridad y se comprometió a pagar el laudo de cinco extrabajadores que supera el millón 200 mil pesos.

Y aunque la promesa es pagar en abonos, los afectados aceptaron, con ello evitaron que este mediodía se llevara a cabo la notificación oficial, misma que destituiría de forma definitiva al exfutbolista, quien ha estado sometido a denuncias, señalamientos y acusaciones en los últimos meses.

En tanto, diputados locales demandaron esta tarde en el Congreso del Estado que el alcalde solicite licencia ante los señalamientos que se le han hecho en algunos medios de comunicación sobre el origen de su participación en la política, así como sobre desvío de recursos y nepotismo.

El personal del TECA acudió al ayuntamiento para hacer la notificación al alcalde y a su tesorero Alejandro Villarreal Gasca, exsecretario de Finanzas del exgobernador panista Marco Antonio Adame Castillo (2006-2012), sin embargo, nuevamente ninguno de los dos funcionarios estuvo presente.

Se informó entonces que ya se estaba estableciendo acuerdo con los extrabajadores para conciliar el asunto. Después de unas horas, el secretario de Asuntos Jurídicos del ayuntamiento, José de Jesús Guizar Nájera, acudió en representación de Blanco Bravo y Villarreal Gasca para llevar la negociación, misma que fue exitosa y aunque no se especificaron el monto de las parcialidades, el asunto se encuentra arreglado.

De acuerdo con el expediente 01/217/13, los cinco extrabajadores ganaron el laudo por un monto de un millón 234 mil 382 pesos con 8 centavos, al 10 de octubre pasado, más las aportaciones retenidas a los trabajadores y que no fueron enteradas al Instituto de Crédito para los Trabajadores del Estado de Morelos.

Como informó Apro, esto provocó que el TECA resolviera, ante la falta de respuesta del ayuntamiento, que Blanco Bravo y su tesorero fueran destituidos, por el desacato que implica no pagar a los trabajadores. Dada la crisis financiera que atraviesa Cuernavaca, y ante la poca atención de parte de la comuna ante el problema, este martes, el exfutbolista pudo ser destituido, de no ser por la conciliación de última hora.

Guizar Nájera informó a los medios de comunicación que existen cerca de 400 demandas más que fueron heredadas de anteriores administraciones y que están poniendo en riesgo la viabilidad de la administración. Pero además culpó a los antiguos aliados políticos de Cuauhtémoc Blanco de intentar “desestabilizar” al ayuntamiento por motivaciones políticas.

Cabe recordar que el exfutbolista se encuentra en medio de un proceso, luego de que los hermanos Julio César y Roberto Carlos Yáñez Moreno exhibieron un contrato que supuestamente él habría firmado por siete millones de pesos para registrarse como candidato del Partido Social Demócrata, con registro local en Morelos. El contrato incluía la participación en la campaña electoral, la firma de autógrafos, tomarse fotografías con electores, entre otros.

Tanto Cuauhtémoc Blanco como su representante, José Manuel Sanz, negaron la acusación y en las últimas semanas en la propia Fiscalía de Morelos se ha enredado en el asunto, pues existen hasta tres peritajes con resultados contradictorios respecto de la veracidad de la firma que está estampada en el contrato.

Además, Blanco Bravo habría ordenado desde el inicio de la administración, el pasado 1º de enero, que se incluyera en la nómina corriente del ayuntamiento a su mamá, hermanos y otros parientes, quienes estarían cobrando salarios de entre 20 y 50 mil pesos.

Esto último, provocó que esta tarde, en la sesión del Congreso del Estado, los diputados exhortarán al alcalde Cuauhtémoc Blanco a que solicite licencia al cargo para que se someta a investigación por parte de las autoridades competentes.

Fuente: Apro

Comentarios

Skip to toolbar