Trump nombra a supremacista blanco como jefe de estrategia

0

La designación de Stephen K. Bannon, director del controvertido portal Breitbart, es un guiño a las bases más racistas y ha desatado un torrente de críticas desde diferentes instituciones.

Foto: Stephen Bannon sale de la Trump Tower, el 11 de noviembre de 2016 (Reuters)Donald Trump ha empezado a nombrar a su equipo cercano. Tal y como se especulaba, Reince Preibus, presidente del Comité Nacional Republicano, será el jefe de gabinete de Trump, lo que indica al menos una voluntad parcial por parte del magnate de trabajar con el partido al que ambos pertenecen. Preibus es un animal político de Washington con numerosos contactos, entre ellos una estrecha amistad con Paul Ryan, portavoz de la Cámara, lo que podría ayudar a la Administración Trump a lograr el apoyo de congresistas y senadores republicanos para cimentar las primeras victorias legislativas.

Sin embargo, el segundo nombramiento ha levantado más de una ceja: Trump ha designado a Stephen K. Bannon como su jefe de estrategia y alto consejero. Bannon, ex director del medio alternativo Breitbart hasta que se unió a la campaña de Trump en agosto, está considerado por muchos observadores como un supremacista blanco, cuyo sesgo racista imprimió al portal que dirigía.

El nombramiento ha desatado una ola de críticas de numerosas instituciones, desde la Liga Antidifamación hasta el Consejo de Relaciones Islámico-Americanas. “La designación de Stephen Bannon como alto estratega de la Administración Trump envía el inquietante mensaje de las teorías de la conspiración antimusulmanas y la ideología nacionalista [supremacista]blanca será bienvenida en la Casa Blanca. Instamos al presidente electo Trump que reconsidere este nombramiento tan erróneo si realmente busca unir a los estadounidenses”, ha dicho Nihad Awad, director ejecutivo del Consejo.

Bannon también fue acusado en 2007 por su ex mujer, Mary Louise Piccard, de violencia doméstica y antisemitismo: aparentemente, según testificó Piccard en el juicio, Bannon estaba muy preocupado por el elevado número de judíos que asistían a la misma escuela que sus hijas. “Dijo que no le gustaba la forma en la que crían a sus hijos para ser mocosos malcríados y que no quería que las niñas fuesen a la escuela con judíos”.

Stephen Bannon, durante una reunión de la Iniciativa de Liderazgo Republicano en la Trump Tower en Nueva York, en agosto de 2016 (Reuters)

“Abolir la esclavitud fue una mala idea”

El Southern Poverty Law Center, un centro legal que se dedica a monitorizar el racismo y los movimientos supremacistas y de ultraderecha –y que recientemente emitió un informe que asegura que debido a la campaña de Trump el clima racial en las escuelas de EEUU ha retrocedido medio siglo- emitió una fuerte protesta tras conocerse el nombramiento. “Stephen Bannon fue el principal responsable de que Breitbart se convirtiese en un pilar de la progapaganda etno-nacionalista. Trump debería rescindir su designación. En su discurso de victoria, Trump dijo que su intención era convertirse en un presidente para ‘todos los estadounidenses’. Bannon tiene que irse”, tuiteó el grupo.

Según el diario “The New York” Times, bajo la dirección de Bannon Breitbart ha “acusado al presidente Obama de ‘importar más musulmanes que nos odian’; ha comparado el trabajo de Planificación Familiar al Holocausto; y aconsejado a las víctimas de acoso sexual por internet que ‘se desconecten’ y ‘dejen de joder internet para los hombres’, ilustrando el argumento con una imagen de un niño llorando”.

Es improbable, sin embargo, que Trump vaya a dar marcha atrás. La designación de Bannon supone un guiño a las bases de su campaña, entre las que se cuentan numerosos elementos racistas y supremacistas: según una encuesta de la revista Time realizada en febrero, un 20% de los partidarios de Trump considera que abolir la esclavitud fue “una mala idea”. Y aunque sus apoyos se han ido expandiendo a otras capas de la población –de lo contrario no habría conseguido convertirs en presidente de EEUU-, siguen suponiendo un porcentaje importante de sus votantes.

Fuente: El Confidencial

Comentarios

Skip to toolbar