Trudeau se disculpa con una periodista por acoso

0

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau, que enfrenta una acusación de conducta sexual inapropiada en un hecho ocurrido hace 18 años, volvió hoy a dar su versión de lo sucedido, por lo que se le ha cuestionado en los últimos días debido a un proyecto de ley sobre acoso sexual que impulsa su gobierno, reporta El Universal.

“No siento que haya actuado de manera inapropiada, pero respeto el hecho de que alguien más lo haya sentido de manera diferente. Si me disculpé más tarde fue porque sentí que ella no estaba del todo cómoda con la interacción que tuvimos”, declaró Trudeau.

Trudeau, cuyo gobierno está elaborando una nueva legislación contra el acoso en el trabajo, ha sido objeto de escrutinio por parte de los medios canadienses en las últimas semanas por lo que sucedió en un evento caritativo para recoger fondos en Creston (Columbia Británica) hace casi 20 años.

En sus primeros comentarios directos sobre el incidente, efectuados el pasado domingo en el Día de Canadá, el primer ministro dijo que “no recordaba ninguna interacción negativa aquel día” pero el jueves afirmó que “me disculpé al momento”, sin aportar más detalles.

De acuerdo a un editorial sin firma publicado en 2000 en el diario local, el Creston Valley Advance, Trudeau pidió perdón a una periodista por tocarla de forma inapropiada. La acusación reapareció el mes pasado, cuando el comentarista político Warren Kinsella tuiteó una fotografía del editorial.

“He estado reflexionando de manera muy cuidadosa sobre lo que recuerdo de aquel incidente de hace casi 20 años y, de nuevo, siento y confío en que no actué de forma inapropiada”, dijo Trudeau, de 46 años, a periodistas en Toronto, en declaraciones televisadas el jueves.

En referencia a la discusión cada vez más abierta que hay en la sociedad sobre las agresiones sexuales, Trudeau reconoció que la mujer en cuestión podría haber salido del encuentro en agosto de 2000 con una interpretación muy diferente de lo que ocurrió.

El primer ministro, que insiste en su apoyo al “feminismo”, reaccionó el domingo por primera vez a esta acusación, que resurgió recientemente, declarando que “no recordaba ninguna interacción negativa” ese día.

El jueves, le preguntaron a Trudeu que si investigaría el caso, dada la tolerancia cero hacia las agresiones sexuales adoptada en su gobierno y su partido.

El primer ministro no respondió directamente a esta pregunta, pero repitió que estaba convencido de que no actuó de manera inapropiada. Señaló que “no hay una sola versión que cuente” en este tipo de casos y que la sociedad debería reflexionar sobre este asunto.

“A menudo un hombre puede considerar una interacción benigna o no inapropiada y una mujer, especialmente en un contexto profesional, puede experimentarla de manera diferente. Debemos respetar eso”, dijo.

La mujer involucrada en el episodio dijo este año a la Canadian Broadcasting Corp que no le interesaba aparecer asociada con nuevas coberturas de la historia y pidió que no se revelara su nombre y que no se la contactara de nuevo.

Comentarios