Torra promete seguir con plan independentista de Cataluña

0

Quim Torra, el líder independentista catalán que se someterá en los próximos días a la sesión de investidura para presidir la presidencia de la Generalitat, advirtió en sus primeras palabras públicas que iniciará un proceso constituyente para cumplir el mandato del referendo del primero de octubre pasado, en el que se votó la constitución de una República independiente y la secesión unilateral del Estado español.

Torra además advirtió que “Cataluña vive una crisis humanitaria” y pidió perdón por unas mensajes vejatorios y racistas publicados en por él mismo en las redes sociales hace seis años.

La respuesta de Madrid fue contundente y advirtió que si no cumple con la legalidad española se aplicará de nuevo el artículo 155 de la Constitución.

El diputado catalán Quim Torra figuraba en el puesto once de la candidatura de la formación nacionalista conservadora Junts per Catalunua (JxCat) en los comicios del pasado 21 de diciembre.

El ex presidente catalán Carles Puigdemont, actualmente en Alemania a la espera de que se resuelva su situación procesal y fugado de Cataluña desde octubre pasado, designó a Torra como su sucesor en el cargo, lo que permitirá desbloquear la conformación de un nuevo gobierno tras los comicios de hace ya casi cinco meses.

Las primeras reacciones a la designación de Torra del resto de partidos políticos y del gobierno español, del derechista Mariano Rajoy, fue para repudiar los mensajes que escribió él mismo en el año 2012, en los que denigra a los “españoles” y utiliza ideas que fueron calificadas de “xenófobas”, “sectarias” y hasta “monstruosas”.

Por eso en su primera entrevista, a la Televisión Pública Catalana (TV3), Torra aprovechó para pedir “perdón” por esos mensajes, que ya borró de su cuenta personal de Twitter, y aseguró que si alguien se había sentido ofendido “no era mi intención”.

Después explicó su hoja de ruta una vez que supere, si es que logra los votos necesarios, la sesión de investidura y sea nombrado presidente de la Generalitat.

Y entre los primeros pasos que dará será la puesta en marcha de un “proceso constituyente” para crear una nueva legalidad que permita la construcción de la futura República independiente de Cataluña, tal y como se votó en el referendo del primero de octubre y como intentaron hacer en el proceso fallido del pasado 27 de octubre, que culminó con los responsables de haberla impulsado procesados y en la cárcel, unos, y otros refugiados en otros países, como Bélgica, Alemania, Reino Unido y Suiza.

Además, Torra advirtió que impulsará la creación de una Comisión que investigue la actuación del gobierno central en las instituciones catalanas tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permitió la destitución fulminante del anterior gobierno y el control de todo el aparato burocrático de la región.

“El objetivo es que los ciudadanos lo sepan todo y actuar con máxima transparencia sobre lo ocurrido durante la aplicación del 155”, señaló.

Ante el riesgo de volver a ser sometidos a juicio por los tribunales españoles por su actuación pública, Torra advirtió que él “solo contemplo obedecer lo que decida el Parlament, que es la voluntad de los catalanes”.

También ha añadido que, para empezar, se plantea algún tipo de “actos simbólicos” para dejar claro que la situación catalana no es de “normalidad”, al haber “una crisis humanitaria en Cataluña con presos políticos y exilio”. Por ello, dijo que se plantea colocar un gran lazo amarillo en la balcón del Palau de la Generalitat, así como otras posibilidades.

La respuesta de Madrid fue contundente: “El 155 ya no es un artículo de la Constitución, es un precedente y un procedimiento que quedará para el futuro si fuera necesario. Y yo espero que no vuelva a ser necesario”, dijo Rajoy, tras ser preguntado sobre la hoja de ruta del futuro mandatario catalán.

Y añadió que “es necesario que el Parlament elija a un presidente legal, que se ponga en su sitio y gobierne con normalidad. Es necesario imponer la sensatez, el sentido común y la legalidad. En España se pueden defender todas las ideas pero dentro de la ley, porque si no se rompe la convivencia y la civilización”.

Fuente: La Jornada

Comentarios