Televisa e IFT se enfrascan en polémica por resolución de TV de paga

0

Grupo Televisa se enfrascó en una polémica de comunicados con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) luego de que el organismo regulador confirmó que la compañía mediática tiene poder sustancial en el mercado de televisión restringida, porque tanto en su servicio de televisión vía satelital (Sky) como en televisión por cable se mide por su capacidad técnica y despliegue a nivel nacional y no regional, como quería el consorcio.

La empresa de Azcárraga Jean afirmó que los propios datos del IFT “contradicen” la resolución. “De haber tenido Grupo Televisa poder sustancial como resolvió el IFT, los competidores no habrían sido capaces de crecer en número de suscriptores y participación de mercado”, apuntó.

Televisa reprochó al IFT que sus propios reportes trimestrales dan cuenta de que sus principales competidores, como Megacable, Dish y “otros” crecieron en el mercado, mientras que las compañías de Televisa disminuyeron de tener 64% de suscriptores a 57.15%.

En su comunicado, el IFT determinó que el poder sustancial de Televisa se mide tanto en las plataformas satelitales “con la capacidad de prestar servicio con cobertura nacional, pero sin la capacidad de prestar servicios convergentes de telecomunicaciones”, como en las “plataformas fijas” (televisión por cable), “con capacidad de extender su cobertura en menores escalas geográficas y con capacidad de prestar servicios convergentes de telecomunicaciones”, es decir, de ofrecer el triple play (telefonía, internet y televisión).

El IFT afirmó que en el periodo analizado (2009-2014), Grupo Televisa “es el único participante en el mercado que opera los dos tipos de plataformas, y tiene los derechos y es productor de contenidos audiovisuales de gran valor para las audiencias que no están disponibles para sus competidores en las mismas condiciones”.

De igual manera, el organismo regulador afirmó que en el mismo periodo “hubo esfuerzos de competidores para ganar participaciones en el mercado, pero Grupo Televisa tuvo la capacidad de contrarrestar esos esfuerzos sin perder participaciones en el mercado”, es decir, sin tener el poder sustancial.

Sin embargo, el IFT también identificó “significativas barreras a la entrada” de competidores, debido, entre otros factores, a los requerimientos de inversión en infraestructura, acceso a contenidos audiovisuales y publicidad.

Televisa advirtió en su comunicado de dos páginas que revisará “con sumo cuidado” las 467 hojas de la resolución original del IFT, que es “inconstitucional” y “no cumple con los lineamientos del Tribunal Colegiado”. Y advirtió que “promoverá los medios de defensa a su alcance”.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar