Por qué pusieron en cuarentena el árbol que Macron le regaló a Trump

0

Una de las imágenes más comentadas de la reciente visita del presidente francés, Emmanuel Macron, a Estados Unidos fue la de Macron y Trump plantando un árbol en la Casa Blanca.

Fue un regalo que le quiso hacer el francés al mandatario estadounidense: un roble traído de un enclave donde se libró una batalla de la Primera Guerra Mundial en el noreste de Francia en la que murieron soldados estadounidenses.

El árbol será un recordatorio de “los lazos que nos unen”, dijo entonces Macron.

Pero el símbolo de su amistad ha durado poco.

Este fin de semana, un fotógrafo de Reuters se percató de que el árbol había desaparecido: cuatro días después de que se pusiera ahí, sólo quedaba una marca amarilla en el césped.

Fotografía de los jardines de la Casa Blanca donde se plantó el árbol que Macron regaló a Trump.Cuatro días después… el árbol ya no estaba ahí.

El árbol, un roble albar europeo, fue traído desde la zona donde se libró la batalla de Belleau Wood, ocurrida en el verano de 1918.

Casi 2000 soldados estadounidenses perecieron en ese enfrentamiento al noreste de París.

Tras publicarse las fotografías de los presidentes y sus esposas con el árbol, las imágenes se volvieron toda una sensación en internet, generando todo tipo de memes.

“La nueva temporada de Los Sopranos es la mejor”, decía Mathieu von Rohr en Twitter, subdirector de la sección de Internacional del semanario alemán Der Spiegel.

Tras la publicación de la fotografía, comenzó la especulación: ¿dónde estaba el preciado arbolito?

La emisora de radio francesa Franceinfo citó a una página web especializada en jardinería explicando que ese tipo de árbol es mejor que sea plantado en otoño.

Posiblemente “vuelva en octubre”, especulaba el medio.

Ante la creciente preocupación por el símbolo de las relaciones bilaterales, Francia finalmente respondió.

Está en cuarentena, algo obligatorio para cualquier organismo vivo importado a Estados Unidos. Será replanteado después”, aclaró en Twitter el embajador de Francia, Gérard Araud, en Estados Unidos.

Entonces, comenzaron las dudas sobre otro tema relacionado: ¿pudo el árbol haber perjudicado de alguna manera a otros seres vivos de la Casa Blanca?, le preguntaron en Twitter.

Araud echó mano de su diplomacia: las raíces fueron “protegidas por plásticos”, insistió. La relación París-Washington sigue intacta.

Comentarios