México no debe conducirse con caprichos y ocurrencias: PRI

0

“Es tiempo de dejar de pensar en la reelección y pensar en la nación”. Así inició su discurso el diputado René Juárez Cisneros al hablar a nombre del grupo parlamentario del PRI y provocar voces de descontento, por sus críticas al nuevo gobierno y afirmación de que el país no se conduce “con ocurrencias”, ni con populismo.

Desde el pleno del Congreso, advirtió: nunca estaremos de rodillas ni indignamente. No chanteajamos a nadie ni pedimos compasión o privilegio, sino una relación sustentada en la dignidad”.

En un discurso que provocó que los diputados de Morena agitaran pañuelos blancos, en señal de despedida al PRI, el coordinador de esa bancada, René Juárez Cisneros, sostuvo que el país no se puede conducir con caprichos y ocurrencias.

“México no puede ser un país de caudillos”, dijo desde la tribuna de la Cámara de Diputados, en contra corriente de la propia historia del tricolor.

El diputado priista recalcó que fue un grave error cancelar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y la creación de los superdelegados, quienes, sostuvo, no son otra cosa que “una incubadora de candidatos para las próximas elecciones”.

Insistió en que el PRI no aceptará retrocesos en el federalismo mexicano que vulneren la soberanía de los estados y municipios. “Coordinación sí, subordinación no, no permitiremos el avasallamiento de un poder sobre otro y exigiremos el cumplimiento estricto de la ley”.

En su discurso, formuló un profundo reconocimiento al ahora ex presidente Enrique Peña Nieto. Que se la historia la que juzgue al hombre de Estado y no la diatriba y la descalificación irresponsable de algunos impregnados de amargura, rencor y odio”.

El presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, tuvo que pedir que concluyera su discurso varias veces, ya que se pasó de los 10 minutos para grupo parlamentario.

Fuente: La Jornada

Comentarios