La reunión con Kim fue muy, muy buena, dice Trump

0

El presidente Donald Trump dijo que su reunión cara a cara con el gobernante norcoreano Kim Jong-un fue “muy, muy buena” y que ambos tienen una “excelente relación”.

Las cosas fueron mejor de lo que nadie hubiera esperado, de primera clase, proclamó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras un almuerzo con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, con quien horas antes intercambió un histórico apretón de manos, al comenzar este martes una cumbre en la que Washington busca la desnuclearización de Pyongyang, que actualmente enfrenta severas sanciones internacionales.

El jefe de la Casa Blanca anunció que firmarán un acuerdo bilateral al cerrar, tras décadas de tensiones provocadas por el programa nuclear de Norcorea, la primera reunión entre un mandatario estadunidense y un líder norcoreano desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953) inició a las 9 horas (local) en el hotel Capella, ubicado en la isla de Sentosa.

Ahora mismo vamos a firmar, subrayó, aunque no precisó la naturaleza del convenio, e hizo énfasis en que la reunión culminó con grandes avances.

Trump y Kim se reunieron hoy durante 40 minutos acompañados solo de sus intérpretes.

El mandatario estadounidense declaró lo anterior mientras caminaba con Kim por un balcón cuando se dirigían hacia una reunión más amplia a la que asistieron sus respectivos colaboradores.

“Encantado de conocerlo, señor presidente”, dijo Kim mientras se sentaba junto a Trump, en un contexto de banderas de Corea del Norte y Estados Unidos, sonriendo ampliamente cuando el presidente de los Estados Unidos le dio el visto bueno. Trump dijo que estaba seguro de que tendrían una “relación excelente”.

Con las cámaras de la prensa mundial entrenadas en ellas, Trump y Kim mostraron una atmósfera inicial de bonhomía.

“Me siento realmente bien”, dijo Trump. “Va a ser una gran discusión y creo que es un gran éxito. Creo que va a tener mucho éxito y creo que tendremos una relación excelente, no tengo dudas”.

Kim respondió: “Bueno, no fue fácil llegar hasta aquí. El pasado ha … puesto muchos obstáculos en nuestro camino, pero los vencimos a todos y estamos aquí hoy”.

Trump estuvo flanqueado en la segunda reunión por el jefe de despacho de la Casa Blanca, Mike Pompeo, y el asesor de seguridad Nacional, John Bolton.

Ambos hombres parecían serios cuando salieron de sus limusinas para la cumbre en el hotel Capella en Sentosa, una isla turística con hoteles de lujo, un casino, playas artificiales y un parque temático de Universal Studios.

Pero pronto estuvieron sonriendo y abrazándose, antes de que Trump guiara a Kim a la biblioteca, donde tuvieron una reunión con solo sus intérpretes. Trump había dicho el sábado que sabría en un minuto de conocer a Kim si llegaría a un acuerdo.

Después de algunos intercambios iniciales que duraron alrededor de media hora, Trump y Kim emergieron, caminando lado a lado a través del hotel con columnas antes de volver a entrar a la sala de reuniones, donde se les unieron sus más altos funcionarios.

Cuando los dos líderes se encontraron, naves de la Armada de Singapur y helicópteros Apache de la fuerza aérea patrullaban, mientras que aviones de combate y un avión Gulfstream 550 Airborne Early Warning volaban en círculos.

Fuente: Reuters/ AP

Comentarios