La defensa de pensiones y salarios, reclamo en el mundo (VIDEO)

0

Trabajadores y activistas celebraban este martes el Día Internacional del Trabajo con manifestaciones para exigir a sus gobiernos que aborden la problemática laboral. Se reportan los primeros enfrentamientos en Francia.

Aunque el día es feriado en muchos países, en otros las actividades están restringidas, lo suele derivar en confrontaciones.

Francia

En las imágenes obtenidas en la estación ferroviaria de París-Austerlitz se aprecia la presencia de policías antidisturbios, escaparates rotos y manifestantes que queman basura.

Una marcha convocada en París con motivo del Día del Trabajador ha desembocado en enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes. En las imágenes obtenidas en la estación ferroviaria de París-Austerlitz se aprecia la presencia de policías antidisturbios, escaparates rotos y manifestantes que queman basura.

La Prefectura de la Policía informó de la presencia de 1.200 personas encapuchadas cerca de la estación.

Los periodistas presentes en el lugar de los hechos informan del lanzamiento de cócteles Molotov y del saqueo de un restaurante de McDonald’s. Varios bares, un quiosco de prensa y una agencia de Renault también fueron objeto de ataques.

Además, se informa que individuos encapuchados arrojaron bombas de humo y prendieron fuego a vehículos en la capital francesa, mientras la Policía utilizó cañones de agua para dispersar la manifestación.

En las imágenes que llegan desde París se aprecia cómo la Policía intenta dispersar a los manifestantes violentos con granadas de gas lacrimógeno, mientras redirige a multitudes de manifestantes pacíficos hacia las calles laterales. Al fondo se escuchan fuertes explosiones mientras el humo y el gas lacrimógeno se desbordan por las calles.

Rusia

Más de 100 mil personas salieron a las calles en Moscú para participar en la tradicional manifestación del primero de mayo.

Según la Federación de Sindicatos de Moscú, unas 120 mil personas partieron desde la Plaza Roja y recorrieron las principales calles de la capital rusa para celebrar la jornada.

En los últimos años, el desfile se ha convertido en una orquestada muestra de poder de las autoridades rusas y del partido gobernante, Rusia Unidas, donde los participantes se niegan a criticar las políticas del gobierno.

En San Petersburgo, la segunda ciudad del país, varios centenares de rusos descontentos con los intentos del Kremlin de reducir la libertad en internet -reflejados en el veto a la popular aplicación de mensajería Telegram- desafiaron a la lluvia para unirse al acto oficial de la jornada.

Manifestación en Francia

España

Los sindicatos en España esperan movilizar este Día Internacional del Trabajo a miles de personas en las manifestaciones convocadas para reclamar mejoras en los derechos laborales.

Las dos mayores centrales sindicales, UGT y CCOO, convocaron bajo el lema “Tiempo de ganar” más de 80 movilizaciones en más de setenta ciudades españolas.

Este año las reivindicaciones de los sindicatos se centran en las mejoras salariales, para que los beneficios que están registrando las empresas españolas se trasladen también a los ingresos de sus empleados.

Otra de las demandas clave es la revalorización de las pensiones por encima de 0.25 por ciento que establece la norma actual, así como medidas contra la precariedad laboral y el empleo temporal.

Además, este año las manifestacions se verán teñidas por las reivindicaciones de igualdad de género del movimiento feminista tras la pasada huelga del 8 de marzo y, en Cataluña, también por el soberanismo, que pide más atención a las particularidades de la economía catalana y la situación política.

La manifestación principal arrancó en Madrid a las 12.00 horas (hora local), irá desde la Fuente de Neptuno a la Plaza del Sol, y cuenta con la asistencia de los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.

Turquía

La policía de Estambul detuvo a más de una docena de personas que intentaron marchar a una simbólica plaza de la ciudad desafiando la prohibición oficial.

Turquía declaró que la Plaza Taksim quedaba fuera de los límites de las celebraciones del Día Internacional del Trabajo por motivos de seguridad. Las calles que llevan a la plaza estaban bloqueadas y la policía permitió únicamente el paso a pequeños grupos de representantes sindicales para depositar coronas en un monumento.

Sin embargo, un grupo de unas 25 personas que cantaban “Taksim no puede estar cerrada el 1 de mayo” intentaron abrirse camino hasta allí, pero fueron rodeados por policías antimotines. Los grandes sindicatos celebrarán manifestaciones en las zonas delimitadas por el gobierno en Estambul y Ankara.

Taksim tiene un significado especial para el movimiento obrero turco. En 1977, 34 personas fallecieron durante los actos del primero de mayo por disparos efectuados desde un edificio próximo.

Grecia

Miles de griegos recorrieron las calles del centro de Atenas en al menos tres manifestaciones independientes.

Los museos estaban cerrados, los transbordadores permanecían amarrados en el puerto y el transporte público operaba con un horario reducido por las huelgas del Día Internacional del Trabajo.

Unas 7 mil personas participaron en la primera manifestación en la capital griega, organizada por un sindicato comunista, dijo la policía. Tras llegar al parlamento, los manifestantes tomaron una gran avenida hacia la embajada de Estados Unidos.

En la segunda ciudad del país, Tesalónica, ubicada en el norte, había previstas otras cuatro movilizaciones.

Sri Lanka

El gobierno de Sri Lanka demoró las manifestaciones y actos por el Día Internacional de Trabajo porque coincide con la Vesak, una semana de fiesta nacional que este año durará hasta el 2 de mayo.

Las autoridades señalaron que la decisión se tomó a raíz de las peticiones La de monjes budistas, que tienen una gran influencia en la nación, de mayoría budista.

El gobierno había pedido a los partidos políticos y sindicatos que retrasasen los actos hasta el 7 de mayo, aunque algunos dijeron que ignorarán la directiva y conmemorarán la jornada.

Resultado de imagen para dia del trabajo, paris

Filipinas

En Manila, unos 5 mil empleados de varios sectores protestaron cerca del Palacio de Malacanang por el fracaso del presidente del país, Rodrigo Duterte, a la hora de cumplir su promesa electoral de poner fin a la contractualización, una práctica generalizada de empleo a corto plazo.

Los manifestantes exigieron además que el gobierno trate cuestiones como los bajos salarios, el desempleo y la represión sindical.

Corea del Sur

Miles de trabajadores se manifestaron en el centro de Seúl para exigir un aumento del salario mínimo, entre otras cosas.

Corearon lemas instando al gobierno a implementar un salario mínimo de 10 mil wones (9.34 dólares) y a convertir a todos los empleados no regulares en trabajadores regulares con igual salario y tratamiento.

A la protesta, organizada por la Confederación Coreana de Sindicados, acudieron unas 10 mil personas según las estimaciones de la policía.

Los sindicatos pidieron también al gobierno que abandone sus planes para reestructurar las industrias naval y del automóvil, y que reforme los grandes conglomerados que dominan la economía sudcoreana.

Indonesia

Cerca de 10 mil trabajadores de varios sectores empresariales protestaron ante el palacio presidencial en Yakarta. La mayoría de los participantes en el acto eran de la capital o de suburbios cercanos, aunque otros viajaron desde Java Occidental y Surabaya.

Los manifestantes pidieron al gobierno que evite la contratación externa y suba los salarios e impida que los extranjeros puedan trabajar en el país, alegando que restan oportunidades de empleado a la población local.

Camboya

Alrededor de 2 mil empleados de la industria textil se concentraron en un parque en la capital de Camboya, Nom Pen, en una protesta organizada por una coalición sindical del sector.

Los trabajadores querían llegar a la Asamblea Nacional para pedir a los legisladores que aborden sus preocupaciones laborales, pero la policía antimotines les frenó el paso.

El primer ministro del país, Hun Sun, pasó la jornada con unos 5 mil empleados de la confección a las afueras de la capital, a los que dio las gracias anunciando que recibirían 50 mil rieles (12.50 dólares) cada uno. A las puertas de las elecciones generales, previstas para julio, Hun Sun lleva todo el año cortejando a un gran bloque de trabajadores de la industria, cuyos sindicatos suelen respaldar tradicionalmente a la oposición.

Fuente: Ap y Sputnik 

Comentarios