Irlandenses votan a favor del aborto

0

Los resultados oficiales confirman una victoria arrolladora del ‘sí’ a la liberalización del aborto en Irlanda tras el referéndum celebrado este viernes, con un 66,4% a favor, un 33,6% en contra y una participación del 64,1% del censo.

En total, la despenalización ha cosechado el voto a favor de 1.429.981, frente a los 723.632 votos en contra, según las cifras definitivas con todas las circunscripciones en las que se divide el país escrutadas. La única circunscripción en la que ha vencido el ‘no’ ha sido Donegal.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha destacado que tras el referéndum, Irlanda, un país de fuerte tradición católica, tendrá “una constitución moderna para un país moderno”. Varadkar ha destacado que el resultado, inesperadamente claro a favor del ‘Sí’ puesto que las previsiones no daban una victoria tan holgada, supone una “revolución silenciosa” y ha anunciado que la nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo podría estar en vigor a finales de este mismo año.

A los que han votado ‘No’, Varadkar les ha asegurado que Irlanda “es el mismo país que la semana pasada, solo que un poco más amable, un poco más tolerante y un poco más moral”.

Los irlandeses votaban sobre el artículo 40.3.3, conocido como la Octava Enmienda, que fue añadida en la Constitución de la República de Irlanda a través de otro referéndum celebrado en 1983. Esa ley reconocía el derecho a la vida del no nacido, y lo igualaba al de la mujer gestante. Con la victoria del ‘sí’ y por tanto su derogación, el Parlamento podrá modificar la normativa sobre el aborto a partir de un proyecto de Ley de plazos promulgado por el Gobierno que permitirá que sea libre en las 12 primeras semanas, y bajo el supuesto de riesgo para la salud de la madre o del feto en las 24.

La actual ley implica la prohibición total del aborto, también en casos de violación, malformaciones fetales o riesgo para la salud de la madre. En 2014 se introdujo la excepción para casos de riesgo de muerte después de que una mujer falleciera por septicemia. Contempla penas de cárcel de hasta 14 años para las mujeres y los profesionales de la sanidad que lo procuren.

Irlanda era uno de los pocos países europeos en los que el aborto era ilegal. Los otros que lo mantienen así son Malta, Andorra y el Vaticano.

Fuente: ElDiario.es

Comentarios