Integrante del GIEI gana sentencia por calumnia; pedirá a medios aclaren “falsedades”

0

La abogada colombiana Ángela María Buitrago, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que investigó el caso Ayotzinapa, pedirá esta semana a medios mexicanos que publicaron ataques contra ella que rectifiquen la “información falsa” que usaron para intentar desacreditarla.

Buitrago, quien ya se encuentra en México, aprovechará su estancia en el país para entregar a televisoras, diarios y estaciones radiales que la atacaron una sentencia por calumnia que ganó en Colombia en mayo pasado.

La doctora en derecho asegura que ese fallo le hace justicia por partida doble.

Por un lado, afirma, desacredita la campaña de desprestigio que desató en su contra la ultraderecha colombiana en 2010, cuando era fiscal y llevó a la cárcel a varios militares implicados en las desapariciones que ocurrieron tras la toma del Palacio de Justicia por parte de un comando de la guerrilla del M-19, en 1985.

Por otro, aunque el fallo no tiene efecto legal en México, le servirá para “exhibir las falsedades” que algunos medios mexicanos publicaron contra ella “para intentar desprestigiar la investigación del GIEI” sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

El 28 de mayo anterior un juzgado penal de Bogotá condenó a 20 meses de prisión por los delitos de injuria y calumnia al ultraderechista bloguero colombiano Ricardo Puentes, quien acusó a Buitrago de prevaricato y de usar falsos testigos cuando ella era fiscal, en 2010.

La sentencia contra Puentes, que ya quedó en firme y no tiene posibilidades de ser apelada, sostiene que las afirmaciones que el bloguero hizo contra Buitrago “no se basan en pruebas o evidencias y, por consiguiente, son totalmente falsas”.

Buitrago afirma que algunas de las afirmaciones de Puentes fueron usadas para atacarla en medios mexicanos. Recuerda que, incluso, el bloguero fue entrevistado en la televisora MVS por el conductor Alejandro Cacho.

“Ahí repitió sus acusaciones contra mi persona, las mismas acusaciones que la justicia colombiana consideró falsas”, dice a Apro la abogada penalista.

Otros medios, asegura, “usaron los infundios” de Puentes para intentar desacreditar su labor de investigadora en el caso Ayotzinapa y la del resto de integrantes del GIEI.

Buitrago señala que llevará copias de la sentencia al diario La Razón, a Radio Fórmula, a la televisora MVS y a “algunos periodistas” cuyos reportes de la época en que ella estuvo en México ya revisó.

“Me interesa llevarles copia de la sentencia a todos los periodistas que participaron en la campaña contra el GIEI, sobre todo para que se den cuenta de que asumieron de manera ciega las mentiras que se dijeron acerca de las personas del grupo”, asegura.

Derecho de réplica

Buitrago, quien participará junto con los miembros del GIEI en una reunión con el futuro subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, dice que pedirá a los medios que la atacaron otorgarle el derecho de réplica y dar a conocer a su público que muchas de las acusaciones que le hicieron son calumniosas.

Las afirmaciones de Puentes fueron usadas por medios mexicanos para atacar a la abogada penalista luego de que el GIEI emitiera en México su primer informe sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Ese reporte refutó, por inconsistente, la investigación que había realizado hasta entonces la PGR y la “verdad histórica” con que esa dependencia intentó dar carpetazo al caso.

Además, planteó la importancia de entrevistar a los militares del Batallón 27 de Iguala que habían sido testigos directos y reportaron de manera pormenorizada en informes de inteligencia la violenta acción de contra los normalistas el 26 y el 27 de septiembre de 2014.

A partir de ese momento, el GIEI, y en especial Buitrago, fueron objetos de una dura campaña mediática que recogió las acusaciones de Puentes contra la abogada colombiana.

La sentencia contra Puentes obliga al bloguero, quien reside en Estados Unidos, a retractarse de las acusaciones infundadas que hizo contra la exfiscal.

También le ordenó eliminar de la página web de “Periodismo sin fronteras” una columna titulada “Se derrumba el muro de Berlín en la fiscalía”, en la que acusa a Buitrago de usar falsos testigos en el proceso que llevó hace una década militares acusados de crímenes atroces durante la retoma del Palacio de Justicia.

La columna de Puentes fue subida en México al portal del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que dirige el abogado ultraconservador José Antonio Ortega, el más enconado crítico del GIEI desde que este grupo insistió en interrogar a los militares que presenciaron los ataques a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador planea retomar las investigaciones del GIEI para encontrar la verdad de lo ocurrido con los estudiantes y hacer justicia.

De acuerdo con Buitrago, Ortega “fue un activo participante de una campaña coordinada desde altos niveles y orientada a desprestigiar la investigación que adelantábamos sobre la desaparición de los 43 muchachos”.

En esa campaña, asegura, “participaron La Razón y MVS; Ciro Gómez, de Radio Fórmula, y José Antonio Ortega desde su portal y con declaraciones en contra nuestra”.

Buitrago dice que, aunque la sentencia por injuria y calumnia que le otorga la razón no tiene un impacto jurídico en México “sí debe tener un efecto ético, moral y social que al menos haga reflexionar a los medios y periodistas que usaron afirmaciones falsas en mi contra”.

En una columna publicada el 6 de septiembre de 2010 en la página web de “Periodismo sin fronteras”, Puentes no sólo acusó a la exfiscal de cometer “prevaricato” (tomar decisiones arbitrarias o ilegales en el ejercicio de un cargo público) sino de hacer un “montaje” contra el coronel Luis Alfonso Plazas Vega.

El militar fue procesado junto con otros oficiales del Ejército por su responsabilidad en las desapariciones forzadas que se produjeron en el Palacio de Justicia de Colombia en noviembre de 1985, durante un operativo militar para retomar esa sede judicial que había sido asaltada por 35 guerrilleros del M-19.

Plazas Vega, quien fue comandante del operativo en que murieron 98 personas, fue sentenciado a 30 años de prisión como responsable de la desaparición del administrador de la cafetería de la sede judicial, Carlos Rodríguez, y de la guerrillera Irma Franco.

Ricardo Puentes acusó a Buitrago de estar dedicada “a vengar a los hampones de la guerrilla y el narcoterrorismo”. Esos mismos señalamientos los repitió en sus entrevistas con medios mexicanos.

Plazas Vega, quien este año se postuló sin éxito al Senado por el derechista partido Centro Democrático, del expresidente Álvaro Uribe, recobró la libertad en diciembre de 2015 por decisión de la Corte Suprema de Justicia, pero el fallo jamás mencionó que Buitrago fabricó pruebas en su contra.

Fuente: Apro

Comentarios