El modelo de ‘mini universo’ hallado en las faldas del Iztaccíhuatl

0

La existencia de un tetzacualco (adoratorio) en medio de un estanque natural y el efecto óptico que se produce en el espejo de agua sugiere un modelo miniatura del universo en el Nahualac, sitio ubicado en las faldas del volcán Iztaccíhuatl, en el municipio de Amecameca, Estado de México, reportó Notimex.

Agencias /

Un santuario de piedra en un estanque junto al volcán Itzaccíhuatl al este de la Ciudad de México podría haber sido construido como un modelo en miniatura del universo, informaron los arqueólogos mexicanos que excavaron el sitio.

Los restos del “tetzacualco” de piedra están en el centro de un estanque natural que se encuentra en las faldas del volcán a una altitud de casi 3 mil 960 metros, indicó el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Además del santuario, los arqueólogos encontraron cerca de allí piezas decorativas relacionadas con Tláloc, el dios de la lluvia.

La arqueóloga Iris del Rocío Hernández Bautista dijo que algunos mitos mesoamericanos sobre la creación sostienen que el monstruo terrestre Cipactli flotó sobre las aguas primigenias y luego se dividió, con lo que creó el cielo y la tierra. Señaló que el sitio en Nahualac podría emular esa idea.

“Esos efectos visuales, además de las características de los elementos que conforman el sitio y la relación que guardan entre ellos, hacen suponer que Nahualac pudo representar un microcosmos que evoca a las aguas primigenias y el inicio del tiempo-espacio mítico”, señaló.

Recordó que a partir de una denuncia de destrucción del sitio, en 2015, se creó el Proyecto Arqueológico Nahualac y un año después un equipo multidisciplinario emprendió una temporada de excavación en la que se recuperaron numerosos fragmentos cerámicos, materiales líticos, lapidarios y restos orgánicos.

Precisó que Nahualac consta de dos áreas. La primera y principal es un estanque estacional dentro del cual se construyó en la época prehispánica un templo rectangular de piedras apiladas sin ningún tipo de cementante conocido como tetzacualco (de 11.5 x 9.8 metros).

La segunda área se localiza a 150 metros al sureste de la estructura, sobre un amplio valle donde brotan manantiales. Ahí se han hallado piezas cerámicas con elementos decorativos asociados a Tláloc, deidad de la lluvia.

Fuente: NotimexAP

Comentarios