Correos exhiben favores de Hillary a donantes de la Fundación Clinton

0

La organización Judicial Watch ha publicado 742 páginas de correos electrónicos de Huma Abedin, la principal asistente de Hillary Clinton, que ponen en entredicho a la candidata demócrata a la presidencia de EU, ya que demuestran que los más importantes donantes de la Fundación Clinton recibieron un trato privilegiado cuando Hillary fungía como secretaria de Estado.

El príncipe heredero de Bahrein, quien donó 32 millones de dólares a la Iniciativa Global Clinton, se dirigió a la Fundación en mayo de 2009 pidiendo un encuentro con Clinton después de no haberlo logrado por la vía usual, y tuvo éxito. Lo mismo ocurrió con el alto ejecutivo de Hollywood Casey Wasserman, el de Slimfast Mogul, Daniel Abraham, y Rajiv Fernand, entre otros donantes que obtuvieron favores especiales del Departamento de Estado.

Los nuevos documentos revelados el lunes incluyen 20 intercambios de correo electrónico, Hillary Clinton que no fueron turnados previamente al Departamento de Estado, con lo que el total conocido hasta la fecha es de 191 de nuevos correos electrónicos Clinton, que no forman parte de las 55.000 páginas de correos electrónicos que Clinton puestos a disposición del Departamento de Estado. Estos registros aparentan contradecir las declaraciones de Clinton de que, “hasta donde ella sabía”, todos sus mensajes de correo electrónico del gobierno fueron entregados al Departamento de Estado.

El encuentro con el príncipe

Según un reporte de Univisión, los correos del servidor privado de la candidata demócrata Hillary Clinton muestran cómo su estrecha colaboradora Huma Abedin coordinó un encuentro entre esta y uno de los mayores donantes de la Fundación Clinton, el príncipe heredero de Bahréin Salman Al Khalifa.

Los emails fueron publicados tras de que grupo conservador Judicial Watch obtuvo una orden judicial y parecen mostrar cómo Abedin era el canal de comunicación entre el equipo de Clinton en el Departamento de Estado y Doug Band, un exalto ejecutivo de la fundación familiar.

En un email del martes 23 de junio de 2009, Band le pidió a Abedin concertar la cita antes del viernes diciendo que el príncipe es “un buen amigo nuestro”. El príncipe había donado $32 millones a la Clinton Global Initiative entre 2005 y 2010. En una contestación ese mismo día, Abedin le dice a Band que sabían que el príncipe había pedido la cita por medios oficiales pero la ayudante añadía que Clinton no quería comprometerse hasta saber cómo se encontraría de ánimo y si viajaría a Nueva York.

Dos días más tarde Abedin volvió a escribirle a Band diciéndole que habían aceptado la cita “por medio de los canales oficiales”.

Aunque la cadena de correos no prueba que el email de Band tuviera influencia, para Judicial Watch confirma que Hillary Clinton “abusó de su puesto vendiendo favores a los donantes de la Clinton Foundation”. Tom Fitton, el presidente de Judicial Watch dijo en un comunicado que “hace falta una investigación seria e independiente que determine si Clinton y otros violaron la ley”.

Judicial Watch publicó esa cadena de correos como parte de una veintena de intercambios en los que participó la exsecretaria de Estado usando su servidor de correo electrónico entre 2009 y 2013, cuando la hoy candidata presidencial demócrata ocupó el cargo. Los correos son conocidos gracias a una demanda de acceso a la información presentada por Judicial Watch y no están incluidos entre los alrededor de 30,000 que entregó ella después de terminar su mandato y que ya han sido publicados.

La campaña de Clinton envió a Univision un comunicado en que su portavoz Josh Schwerin desacredita a Judicial Watch y niega su acusación. “De nuevo esta organización de derecha que ha ido detrás de los Clintons desde los ’90 está distorsionando los hechos para hacer ataques falsos por completo.No importa la manera distorsionada en que este grupo trate de presentar estos documentos, el hecho es que Hillary Clinton nunca actuó como secretaria de Estado en función de las donaciones de la Fundación Clinton”.

En otras correspondencias, Abedin responde directamente a requerimientos de otros donantes menores de la Fundación Clinton. En la mayoría de ellos los donantes piden reunirse con la exsecretaria de Estado. En una cadena de emails, Band insta a Abedin a conseguir que el Departamento de Estado intervenga para obtener un visado para un jugador del equipo de fútbol inglés Wolverhampton acusado de un crimen en Reino Unido. La petición la hizo el empresario Casey Wasserman, también donante de la Clinton Foundation.

Miles de emails nuevos

Judicial Watch dio a conocer los correos el mismo día que un juez federal ordenó que el Departamento de Estado acelere la publicación de otros miles de emails del servidor privado de la candidata demócrata.

De conocerse antes de la elección, los emails podrían dañar aún más la imagen de la candidata, que ha visto cómo este caso le afectaba durante toda la campaña.

Estos correos fueron encontrados por el FBI durante su investigación en la que determinó el mes pasado que Clinton no violó la ley al usar exclusivamente el servidor privado para asuntos oficiales.

Pero el juez de Distrito de Washington DC James E. Boasberg emitió su orden a petición del grupo conservador Judicial Watch, que ha interpuesto varias demandas de acceso a información pública contra la candidata.

Boasteng pidió al Departamento de Estado que expedite la revisión de los correos para determinar cuáles tratan asuntos privados y cuáles son asuntos oficiales y así publicar estos últimos. El juez quiere que los correos se conozcan antes de mediados de octubre, fecha inicialmente propuesta por los abogados del Departamento de Estado.

El FBI entregó los correos al Departamento de Estado en siete discos, según le dijo este lunes ante el juez una abogada del Departamento de Justicia, Lisa Olson, informa Associated Press.

Olson dijo que los discos contienen “decenas de miles” de correos que Clinton envió o recibió durante su mandato como la diplomática jefe del país (2009-2013). El primer disco, lleva una etiqueta del FBI que indica que son emails que contienen información no clasificada y que nunca fueron revelados por Clinton. En total el disco contiene unos 14,900 emails. El segundo disco contiene información clasificada.

Olson le dijo a Boasberg que no podía decir en ese momento cuántos emails contenían los otros discos o cuántos podían contener copias de emails ya entregados por Clinton.

La abogada indicó que dado el gran volumen de mensajes, era “extremadamente ambicioso” que la agencia completara su revisión y comenzara a publicar los primeros emails requeridos por Judicial Watch antes del 14 de octubre.

En un caso distinto, otro juez federal ordenó el viernes que Clinton conteste por escrito a Judicial Watch sobre por qué usó un servidor privado.

Aquí puedes consultar en inglés los correos divulgados por Judicial Watch

Fuente: Judicial Watch/ Univisión

Comentarios

Skip to toolbar