2018 pactado

0

Por Misael Máynez

Hoy en día está presente mucha tensión en el ambiente político, Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua están en el ojo nacional por los gobiernos salientes y en todos ellos los gobernadores entrantes son del PAN-PRD, excepto Chihuahua que fue el PAN solo.

Resalta el porcentaje de aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto: 26%.

En este contexto la presidencia de la república está perdida para el PRI y lo saben, tan consientes están de ellos que ya han pactado con el PAN para entregársela en 2018, está pactado.

¿De dónde sacas tal disparate Misael?

Déjeme platicarle algunas cosas de la historia y personajes actuales.

¿Recuerda Usted el histórico 1988 cuando el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas armó un Frente Democrático Nacional para ir contra el PRI encabezado por Carlos Salinas de Gortari? Fue un proceso que dejó huella en la democracia del país por que aún retumba la palabra “robo” de la elección en manos del PRI; todo mundo reconocía el triunfo real del Ing. Cárdenas, pero finalmente quien llegó al poder fue Carlos Salinas, todo esto es historia, nada nuevo.

También es histórico que años después en el Congreso de la Unión se aprobó la destrucción de todas las boletas electorales, recuerdo aún el tono de Diego Fernández de Cevallos diciendo “nadie podría beneficiarse con escudriñar papeles que nada dicen y menos significan, la bancada panista acepta que se destruyan esos míticos documentos –cállense, ante el reclamo del congreso- y que esos cientos de toneladas de papel se procesen y reprocesen y regeneren como reclamamos se regenere la vida pública de México”

En esa sesión solemne y verdaderamente histórica participaron en tribuna para defender este mismo punto, anótelo bien porque de ahí entenderá por qué asevero el pacto de entregar la presidencia al PAN en 2018.

Miguel Ángel Yuñez, actual gobernador electo de Veracruz por el PAN-PRD; Agustín Basave Benítez ex presidente del PRD quien consumó las alianzas con el PAN en los estados mencionados y algunos otros oradores.

Vea Usted desde dónde vienen las alianzas del Grupo de Carlos Salinas y los panistas, todos ellos tienen facturas pendientes desde 1988 y consolidadas en la defensa de la destrucción de las boletas de la elección.

Si gana el PAN en 2018 seguirá gobernando el mismo grupo encabezado por Carlos Salinas; no quiero dar la razón a AMLO, pero con estos datos históricos y los puestos actuales de quienes participaron en esa defensa para asegurar una presidencia “legítima” a Carlos Salinas están en posiciones decisivas para la elección presidencial en puerta no dejan mucho lugar a especular, solo es cuestión de atar cabos.

¿Qué podemos hacer entonces? Creo que la única opción real de cambiar de grupo en el poder sería a través de un candidato independiente que no tenga nexos con ellos, de otra forma el color del partido sale sobrando y todos nosotros solo seremos títeres de un juego pactado con mucha antelación para asegurarse en el poder quienes lo han tenido siempre.

Es evidente la urgencia de una decidida participación ciudadana para dar la batalla frontal a ese grupo político y económico que se han enriquecido a manos llenas aprobado FOBAPROA, condonado miles de millones de pesos a través de SAT y un largo etcétera de movimientos a la sobra del poder; una verdadera vergüenza como pueblo tolerar que se nos denigre y pisotee por intereses de unos cuantos a costa del futuro de nuestros hijos y nietos.

México debe estar muy atento a la elección de 2018 y asegurarnos de tener un Congreso de la Unión con la voz de las mayorías para tomar decisiones que nos beneficien a todos; asegurar que el próximo Presidente de México sea un verdadero estadista, aunque no reciba premios, no importa; lo verdaderamente importantes es que tome decisiones que nos beneficien a todos y corte de una vez por todas relaciones con ese grupo que tanto daño y retroceso nos ha causado.

La vigencia del pacto de 2018 depende de la participación ciudadana; está en manos de nosotros si salimos a las urnas; está en que nos comprometamos a ser parte activa de la vida de nuestro país y evitemos que solo unos cuantos hagan lo que les plazca con nuestro futuro: eso ni es válido, ni lo merecemos.

Nosotros si reclamamos las palabras del Jefe Diego: “que se regenere la vida pública de México”.

Comentarios

Skip to toolbar