Propone AMLO: presidente interino

0

La izquierda mexicana insistió este jueves en demandar la invalidez de las elecciones del pasado 1 de julio, pero ahora sugirió que se nombre una personalidad “honorable” que actúe como presidente interino hasta la convocatoria de comicios extraordinarios. “Debemos prepararnos los mexicanos para un presidente interino”, dijo Andrés Manuel López Obrador, quien advirtió que “si no se invalida la elección, México estaría gobernado por una banda de malhechores, los más corruptos y terribles del país”.

Por primera ocasión desde que se dio a la impugnación del proceso electoral y conteniendo las protestas públicas para sujetar sus acciones a los caminos  legales, López Obrador habló abiertamente este jueves de la posibilidad de una presidencia interina, si bien omitió decir si en el eventual caso sería alguien que no haya contendido en los comicios presidenciales. Con tal declaración, además, parece haber renunciado a proclamarse como “presidente legítimo” como ocurrió tras los comicios de 2006.

“No debe extrañarnos que se cancele la elección, que se invalide. La Constitución establece para estos casos lo que procede”, dijo López Obrador en una rueda de prensa. “El Congreso, en este caso la Cámara de Diputados, elige a un presidente interino, y se puede llegar a un acuerdo para llegar a un presidente honorable para convocar en un plazo de 15 o 18 meses, a más tardar, nuevas elecciones”.

En los comicios presidenciales del 1 de julio el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, fue declarado ganador en los cómputos y ello fue anticipado tanto por el presidente de la República Felipe Calderón como por otros dos contendientes Josefina Vázquez Mota, del PAN, y Gabriel Quadri, del Panal. Sin embargo, según el procedimiento de ley, los resultados oficiales del escrutinio tienen que ser validados por el Tribunal Electoral.

El Frente Progresista asegura que Peña Nieto ganó gracias a que el PRI supuestamente compró cinco millones de votos por distintos medios y ha presentado una impugnación general de los comicios presidenciales sobre la que tiene que manifestarse el Tribunal Electoral, lo que se espera ocurra antes del 1 de septiembre, cuando se instala el Congreso de la Unión.

Consciente de que ha incursionado en un terreno muy complejo y políticamente arriesgado, ya que en el México de la modernidad institucional nunca se ha anulado una elección presidencial por lo que no ha tenido que recurrirse a la figura de un presidente interino o provisional, López Obrador advirtió que de llegarse a ese caso, “no se puede tomar como pretexto que va a haber inestabilidad”.

“Les aseguro que nos va a ir peor como nación si hay impunidad, si se decide que haya un presidente que asume el cargo violando la Constitución y que llega a ese cargo comprando la Presidencia de la República”, insistió López Obrador.

Desde que la izquierda ha venido denunciando esa supuesta compra de votos, el PRI ha rechazado los cargos y ha acusado por su parte a la campaña de López Obrador de recaudar fondos de forma irregular y de mantener una “contabilidad paralela”.

De hecho, el PRI acusó acusó este miércoles a López Obrador de “uso sistemático de la mentira como instrumento de propaganda”. El dirigente de la izquierda reiteró sin embargo denuncias sobre la presunta actitud del Gobierno para “ocultar” las supuestas maniobras del PRI para la compra masiva de votos.

El PAN también ha denunciado muchas irregularidades en la votación, incluyendo presuntas maniobras del PRI para superar los gastos de campaña fijados legalmente, pero no ha presentado una impugnación general de los comicios asumiendo que el resultado de los comicios está en firme y que en todo caso se deben castigar severamente las irregularidades.

En su rueda de prensa, López Obrador dijo que le “llama la atención” que el Gobierno no haya ordenado una investigación de las cuentas de uno de los bancos presuntamente involucrados en la compra de votos del PRI, el Monex. “Puede haber encubrimiento”, insistió.

López Obrador afirmó también que le sorprende que la Secretaría de Hacienda y las autoridades bancarias “no den a conocer la información que tienen, si todas las operaciones bancarias tienen que ser notificadas”.

“De lo que no tengo duda es que usaron dinero a raudales de procedencia ilícita, que rebasaron el tope de campaña y violaron la Constitución”, agregó, refiriéndose al PRI. Para pedir la invalidez de los comicios, la izquierda se ha amparado en un artículo de la Constitución que fija que los comicios deben ser “libres y auténticos”.

Con información de EFE y lopezobrador.org.mx

 

Comentarios

Skip to toolbar