Por fin, el PRI defiende su triunfo

0

El Partido Revolucionario Institucional ha presentado ante el Instituto Federal Electoral un paquete de alegatos, argumentos y pruebas para sustentar el triunfo electoral del candidato de la coalición Compromiso por México a la Presidencia, Enrique Peña Nieto. El coordinador de Asuntos Jurídicos para la defensa del voto del 1 de julio, Jesús Murillo Karam, y el grupo de especialistas que apoyan se presentaron ante la Oficialía de Partes del IFE para entregar el documento como terceros interesados ante el juicio promovido por el Movimiento Progresista que solicita la invalidez de la elección.

Murillo Karam dijo que con ello su partido responde “punto por punto” a cada una las acusaciones de la coalición Movimiento Progresista y subrayó que los asesores de Andrés Manuel López Obrador no tienen prueba alguna del presunto rebase de tope de campaña por más de cuatro mil millones de pesos, como aseveran.

“Construyen una novela a partir de una premisa falsa, ya que nunca han demostrado el presunto rebase de tope campaña”, expuso el priista, quien agregó que “a cada una de las mentiras les hemos respondido con montón de verdades”.

El coordinador jurídico del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Benito Nemer Sastre, explicó a su vez que se dio contestación al juicio de invalidez de la elección presidencial por medio de un escrito de tercer interesado que consta de mil 600 cuartillas.

Precisó que en el documento se da respuesta puntual de los presuntos agravios presentados por el Movimiento Progresista y deja claro que son argumentos falsos, pues no acreditan las pruebas del supuesto rebase de topes de campaña y la presunta coacción del voto.

En los alegatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se refrenda que su candidato a la Presidencia del país, Enrique Peña Nieto, actuó con apego a la ley.

Respecto al supuesto uso de tarjetas de la empresa Soriana con fines electorales, reiteró se trata de un convenio que tiene muchos años vigente con la Confederación de Trabajadores de México para otorgar descuentos a trabajadores, no de un monedero electrónico.

En la defensa del triunfo de Peña Nieto se desconoce igualmente cualquier relación con el Grupo Financiero Monex y considera una falacia el supuesto rebase de topes de campaña del abanderado presidencial de los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y PRI, agregó.

Nemer Sastre incluso aseveró que ya certificaron que muchas de las pruebas que supuestamente presentó el Movimiento Progresista no existen en discos compactos; esa coalición mintió al aseverar que dichos expedientes ya habían sido entregados en el Instituto Federal Electoral (IFE), lo que no es verdad.

Sale primero el líder nacional priista

Previamente, en rueda de prensa, el dirigente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, negó que gobernadores priistas hayan desviado recursos para la compra de votos para favorecer la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, como afirma el Movimiento Progresista que respalda al abanderado de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Acompañado por Eduardo Sánchez, vocero del Comité Ejecutivo Nacional, aseguró que en la elección del 1 de julio hubo un voto razonado que premió y castigó a distintas instancias gubernamentales.

Los mexicanos debemos estar orgullosos porque fue el proceso más limpio por el recuento de más del 50 por ciento de las casillas, confirmando el sufragio de 19 millones 200 mil votos a favor del PRI, lo que representó más de tres millones por encima del segundo lugar.

El voto de los mexicanos fue informado y razonado, de ahí que haya sido diferenciado. Un considerable número de electores votó por un partido para Presidente de la República, y por otro para senadores o diputados o para gobernador, presidentes municipales y legisladores locales, apuntó.

Como ejemplo, expuso que en el Distrito Federal el candidato a Jefe de Gobierno de la izquierda logró 63 por ciento de los votos, en tanto que López Obrador obtuvo 10 por ciento o 462 mil votos menos, y su propia votación en la elección presidencial bajó 239 mil votos respecto lo que consiguió en 2006.

“Se trató, de un voto razonado que prefirió que se compartieran las responsabilidades del poder democrático. Un voto razonado que premió y castigó también a distintas instancias gubernamentales”, sentenció.

Reiteró que en un hecho sin precedentes en materia de transparencia, el IFE abrió y recontó voto por voto 78 mil 469 paquetes (54.8 por ciento del total), sin que se modificara la tendencia.

Asimismo, dijo, el cómputo distrital confirmó que la Coalición Compromiso por México, logró el triunfo con 19 millones 200 mil votos; tres millones 329 mil más que el segundo lugar y a pesar del amplio margen el PRI manifestó su aceptación a la apertura de todos los paquetes si así lo solicitaren los partidos impugnantes ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Reiteró que el IFE ha cumplido a cabalidad su función dentro del proceso electoral y confió en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hará lo propio.

También refutó el supuesto rebase del Tope de Gastos de Campaña, “Desde el inicio de la campaña, la Coalición Compromiso por México, solicitó al IFE la auditoría anticipada de sus gastos. Fuimos los únicos que así lo hicimos”, recordó.

Asimismo, calificó de mentira la supuesta iniquidad en Medios Electrónicos, pues todos los candidatos tuvieron abundante y equitativo acceso a los medios de comunicación, conforme a la regulación de la Reforma Electoral de 2007-2008.

Además, el monitoreo realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México demuestra que hubo equidad en la cobertura.

Tildó como insultante para los mexicanos argumentar que los medios tienen el poder para imponerle un candidato a los votantes y calificó también de “mentira” la supuesta Manipulación de Encuestas y la Compra y Coacción de Voto.

Asimismo, dijo que acusaciones como las que implican al Grupo Soriana son falsas y recordó que sus propios directivos han aclarado que las tarjetas presentadas forman, en realidad, parte de un programa de puntos y descuentos, vigente desde 2010.

Niega intervención de gobernadores

Otra mentira, añadió el líder priista, fue la supuesta intervención de Gobernadores que los señala como “claves en la temeraria acusación de la compra de voto. Esto es falso. Si así fuera, ¿cómo explicar que el PRI no ganó en Nuevo León, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, estados gobernados por militantes de nuestro partido?”.

Dijo que argumentar que el estado de México supuestamente tenía una cuota de 2 millones 900 mil votos, es tan falso e insultante para los mexiquenses, como sería para los capitalinos decir que el Jefe de Gobierno del DF cumplió con una cuota de dos millones 569 mil sufragios para el candidato de la izquiersda a la Presidencia.

En la conferencia, también rechazó las supuestas Estructuras Paralelas de Financiamiento. “En el caso particular de Monex, los propios directivos de la empresa han negado categóricamente la existencia de esquemas de financiamiento paralelos que lo relacionen con los partidos políticos, asimismo le ha presentado a las autoridades competentes la documentación que lo demuestra”, aseguró.

“Nos ajustamos estrictamente a los topes de campaña que marca la Ley”, por lo que “el PRI niega categóricamente todas las acusaciones que se han realizado sobre este tema”.

Por último, dijo que entre la magnitud de las acusaciones y la pobreza de las pruebas del Movimiento Progresista, deja en evidencia que no hay interés en que se actúe conforme a la ley, sino lo que se busca es contar con una justificación mediática para que su ex candidato siga vigente.

Fuente: Notimex

Comentarios

Skip to toolbar