Liberan a “La Rana”, acusado por error de la PGR en el caso Ayotzinapa

0

Erick Uriel Sandoval Rodríguez, profesor de Educación Física, conocido en su pueblo Cocula como La Rana, dejó la prisión federal de Gómez Palacio, Durango, este lunes por la tarde.

De izquierda a derecha: Erick Sandoval; Wendoline del Ángel Bahena, su esposa; Abogados: Elías Gerardo Aguilar Blancas y Víctor Manuel Aguilar Trejo

De izquierda a derecha: Erick Sandoval; Wendoline del Ángel Bahena, su esposa; Abogados: Elías Gerardo Aguilar Blancas y Víctor Manuel Aguilar Trejo. Foto: Gloria Leticia Dìaz.

Se trata del hombre que fue equivocadamente implicado por la Procuraduría General de la República (PGR) en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como de estar vinculado con el grupo delictivo “Guerreros Unidos”.

El profesor tiene el mismo apodo –La Rana– que el sujeto identificado como Edgar Sandoval quien, de acuerdo con la “verdad histórica” de la PGR, habría participado en la ejecución e incineración de los normalistas de Ayotzinapa, en septiembre de 2014.

De acuerdo con Víctor Manuel Aguilar Trejo, su abogado, Sandoval Rodríguez fue notificado el domingo 21 a las 22:30 horas, de la resolución de la juez Primera de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas, Martha Georgina Comte Villalobos.

“Las autoridades penitenciarias del Cefereso tenía 24 horas para dejarlo en libertad, además, hasta el momento no se registró ninguna inconformidad por parte de la PGR”, señaló el defensor.

La CNDH celebra

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) celebró que en el caso del profesor Sandoval Rodríguez, pues la postura asumida por el organismo siempre fue que la detención realizada por la Procuraduría General de la República (PGR) era equivocada y que, por tanto, había sido privado injustamente de su libertad.

La CNDH refrendó su solidaridad con las víctimas y familiares de los 43 normalistas desaparecidos, así como su compromiso de mantener cercanía con ellos en su exigencia de justicia y de que no haya impunidad.

“A pesar de que la CNDH entregó pruebas de la inocencia de Sandoval Rodríguez, la PGR mantuvo su injusta acusación contra un inocente, mientras que, según sus propias pruebas, el verdadero presunto partícipe de los hechos goza de libertad en total impunidad”.

Fuente: Apro

Comentarios