Las élites nos vuelven a saquear

0

Los súper millonarios mexicanos ocultan en paraísos fiscales un suma global por 417 mil 500 millones de dólares, poco más del doble de la deuda nacional estimada para 2010 en 186 mil 400 millones de dólares, con lo que México se ubica como el segundo país de Latinoamérica en enviar sus fortunas fuera de sus fronteras para evadir el pago de impuestos o lavar el dinero, apenas por debajo de Brasil. Pero, contra lo que comúnmente se cree no se trata de líderes de organizaciones criminales sino de dueños de corporativos y grandes empresarios. Se confirma que México no es pobre sino un país rico, sólo que la riqueza nacional es acaparada por las élites que en complicidad con sus banqueros la sacan del país.

De hecho, según la investigación llevada a cabo el grupo británico independiente Tax Justice Network que pugna contra la evasión fiscal y a favor de la transparencia, México se encuentra en el quinto lugar entre los países en vías de desarrollo que recurren a depositar sus fortunas en paraísos fiscales como Islas Caimán y Suiza, apenas superado por China con 1.1 billones de dólares, Rusia y Corea con 779 millones y Brasil con 519 mil 500 millones.

John Christensen, director de TJN que realizado el estudio denominado The Price of Offshore Revisited , dijo a la BBC que las elites latinoamericanas han sido alentadas por los bancos, principalmente estadounidenses, para enviar sus recursos al exterior, “en especial en los años 70, durante las dictaduras”.

“Instituciones como Bank of America, Goldman Sachs, JP Morgan y Citibank vienen ofreciendo este servicio. Como el gobierno de Estados Unidos no comparte información tributaria, es muy difícil para estos países llegar a estas cuentas y cobrar impuestos a estos recursos”, advirtió.

El reporte, divulgado el domingo en Londres, reveló que al menos 21 billones de dólares en activos financieros estaban depositados por particulares en paraísos fiscales, evadiendo el pago de impuestos en sus respectivos países. A nivel Latinoamérica el monto estimado es de poco más de 2 billones de dólares, por lo que el grueso de los depósitos en paraísos fiscales corresponde a las grandes potencias del mundo. México se encuentra en la lista de los 20 países del mundo con mayores depósitos de este tipo.

“El estudio llama la atención sobre este enorme ‘agujero negro’ en la economía mundial que nunca había sido medido: la riqueza privada depositada en cuentas off shore y la cantidad de ingresos que produce libre de impuestos”, observó James Henry, ex economista en jefe de la consultora internacional McKinsey.

“Muchos de los países considerados como deudores realidad son países ricos, pero el problema es que esa riqueza está off shore, en manos de sus elites y sus banqueros privados”, dijo.

Según la investigación de TJN, las personas más ricas de 33 países de América Latina y el Caribe enviaron más de 2 billones de dólares a paraísos fiscales entre 1970 y 2010, casi la mitad proveniente de Brasil y México.

El estudio, que observó flujos de capital, activos y ganancias offshore de las personas más ricas de América Latina, señaló que los brasileños más acomodados guardaron 519.500 millones de dólares en paraísos fiscales, el cuarto lugar mundial detrás de sus pares de China Rusia y Corea del Sur, y seguido de cercas por México.

La asociación, que lucha contra la evasión de impuestos y los paraísos fiscales, advirtió en un informe difundido el domingo que la cifra exacta de dinero de latinoamericanos en paraísos fiscales –2,058 billones de dólares– es más del doble de la deuda externa de esa treintena de países, de 1,01 billones de dólares.

En América Latina los brasileños fueron seguidos por los mexicanos (417.500 millones de dólares), venezolanos (405.000 millones) y argentinos (399.100 millones), mientras sus pares de los otros 29 países sumaron una cifra de 316.400 millones de dólares.

La cifra se compara con las deudas externas en 2010 de Brasil (324.500 millones de dólares), México (186.400 millones), Argentina (129.600 millones), Venezuela (55.700 millones) y 317.300 millones de dólares de los otros 29 países.

De acuerdo con James Henry estos activos están “protegidos por un grupo diligente y bien pagado de agentes en la banca privada y en empresas legales, de contabilidad e inversiones que tienen ventajas crecientes en la economía mundial cada vez más sin fronteras ni fricciones”.

El reporte señaló que los diez mayores bancos privados del mundo manejaron más de 6 billones de dólares en 2010 con destino a paraísos fiscales, casi el triple en relación a los 2,3 billones de cinco años atrás.

Henry basó su estudio en datos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco de Pagos Internacionales (BPI).

El reporte de TJN —un grupo que fue conformado en 2003 en el Parlamento británico— estimó que al menos 21 billones de dólares en activos financieros estaban depositados por particulares en paraísos fiscales a fines de 2010 en Suiza o las Islas Caimán.

Según la estimación más alta, el monto de los activos financieros (que excluye obras de arte, bienes inmobiliarios) depositados en plazas fuera de las administraciones fiscales de origen podría alcanzar incluso 32 billones de dólares.

Si esas sumas reportaran un rendimiento anual de 3% y se les aplicara un impuesto a los ingresos de 30%, TJN afirma que se generarían entre 190.000 y 280.000 millones de dólares en ingresos fiscales anuales, cerca del doble de la ayuda para el desarrollo aportada anualmente por los países ricos de la OCDE.

 Con información de BBC y AFP

Comentarios

Skip to toolbar