Lanzan alerta por muerte de embarazadas en Texas

0

Los investigadores dijeron que estaban muy impactados de observar un incremento en el número de muertes maternales relacionadas con abuso de sustancias y problemas de salud mental.

Por Edgar Walters/ The Texas Tribune

En Texas, está a la alza el número de mujeres que están muriendo después de tener a sus bebés o por embarazos malogrados.

Dos nuevos estudios que detallan esa tendencia perturbadora ha provocado una reflexión entre los congresistas estatales y el clamor de los activistas que están a favor de la salud femenina, quienes argumentan que los recortes que realizó la Legislatura estatal, que está controlada por los republicanos, a Planned Parenthood y otros programas de salud femenina son parcialmente responsables de ese incremento.

El primer estudio publicado en este mes, citando la información nacional y fue encabezado por un investigador que tiene su base en Maryland, quien encontró que las muertes de las madres está aumentando en todo el país pero está particularmente acelerada en Texas.

Detectó que en el 2012, 148 mujeres de Texas murieron de complicaciones relacionadas con el embarazo –incluyendo un sangrado excesivo, problemas del corazón relacionados con la obesidad e infecciones– en los últimos 42 días de ese período.

Hace dos años, 72 mujeres fallecieron debido a esas causas.

El segundo estudio, que fue realizado por un equipo designado por el Estado e integrado por 15 investigadores, examinó las causas de mujeres de Texas que murieron un año después de haber concluido su embarazo.

Investigadores detectaron 100 decesos  en el 2011 y 89 en el 2012.

Los que estudiaron la tasa de mortalidad materna –definida como el número de muertes no accidentales de mujeres durante un cierto número de días después  que concluyó su embarazo y que ocurrieron por cada 100 mil partos normales– dicen que las causas son complejas y difíciles de medir.

Los riesgos usuales de las complicaciones del embarazo, tales como problemas con el corazón e hipertensión, siguen siendo las principales causas de las muertes de madres.

Las mujeres afroamericanas tienen un significativo alto riesgo de morir por esa causa en Texas  –lo cual es un fenómeno nacional que está bien documentado en la literatura científica pero no ha sido bien entendida, aseguran los expertos.

Sin embargo, algunos de los recientes hallazgos fueron sorpresivos, aún para los expertos.

The Texas Tribune habló con los investigadores sobre esa información.

Éstas son sus observaciones más importantes:

Las muertes por abuso de drogas y suicidio fueron inesperadamente comunes.

Investigadores dijeron que estaban muy impactados de observar un incremento en el número de muertes maternales relacionadas con abuso de sustancias y problemas de salud mental.

Las sobredosis de drogas fueron la segunda causa principal de esos decesos en Texas, durante el 2011 y 2012, de acuerdo a los hallazgos que fueron dados a conocer recientemente por el Equipo Estatal de Mortalidad y Morbidez que fue creado por legisladores en el 2013.

Las sobredosis representaron el 11.6 por ciento de las mortalidades investigadas por el equipo, después de las fatalidades a consecuencia de problemas con el corazón, que representaron el 20.6 por ciento en las 189 muertes maternales que fueron estudiadas.

Opioides, una familia de drogas que incluyen medicamentos de prescripción contra el dolor, tales como hidrocodona, así como las drogas ilícitas, tales como la heroína, son la causa principal.

“Hubo algo que yo no esperaba”, comentó June Hanke, miembro del equipo y analista de estrategias del Sistema de Salud Harris en Houston.

Amy Raines Milenkov, otra integrante del equipo y profesora de Obstetricia y Ginecología del Centro de Ciencias de Salud de la Universidad del Norte de Texas, comentó que el número de bebés que nacieron en Texas con el Síndrome de Abstinencia Neonatal, que se desarrolla cuando un feto es expuesto a los opioides adictivos mientras está en la matriz, se ha incrementado al paso del tiempo, sugiriendo que más mujeres están usando drogas durante el embarazo.

Sin embargo, dijo que las muertes relacionadas con las drogas requerían un mayor estudio.

La investigación del equipo también encontró que los suicidios representaron el 5.3 por ciento de las muertes maternales, otro punto que impactó a los investigadores.

Miembros del equipo que investigaron los decesos maternales individuales dijeron que identificaron varias ocasiones en los que los cuidadores y trabajadores sociales pudieron identificar problemas de salud mental en las mujeres.

Debido a que muchos texanos no cuentan con seguro médico, “el acceso que tienen muchas mujeres a la atención médica no es constante en toda su vida”, comentó Raines Milenkov.

Eso significa que durante el embarazo, cuando muchas mujeres de bajos ingresos califican temporalmente para los servicios de salud financiados públicamente “tienen que aprovechar esa oportunidad para realizarse unos buenos exámenes”, dijo.

Hanke comentó que esas revisiones deberían enfocarse en detectar enfermedades mentales y violencia doméstica además de enfermedades físicas.

Los recortes realizados a Planned Parenthood y otros proveedores de salud femenina probablemente no son los responsables del incremento, dicen los expertos, pero podrían haberlo exacerbado.

En el 2011, los legisladores recortaron en dos terceras partes el presupuesto para la planificación familiar.

Fuente: The Texas Tribune vía El Diario

Comentarios

Skip to toolbar