La CNDH se pronuncia a favor de los matrimonios igualitarios

0

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) afirmó que el matrimonio igualitario es un derecho cuya validez y legitimidad han sido reconocidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que restringir la posibilidad de contraer matrimonio a que lo hagan un hombre con una mujer, apuntó, violenta el principio de igualdad.

El organismo planteó la necesidad de adecuar todos los ordenamientos, tanto federales como locales, para permitir el acceso al matrimonio a todas las personas y en condiciones tales que se impida cualquier tipo de discriminación.

Sobre la convocatoria del Frente Nacional por la Familia y otras organizaciones para marchar contra el matrimonio igualitario el próximo sábado 24, la CNDH subrayó que la libre manifestación de las ideas no puede anular los derechos de personas que no compartan las mismas convicciones.

“Restringir la posibilidad de contraer matrimonio a que lo hagan un hombre con una mujer, violenta el principio de igualdad y es contrario a los derechos de autodeterminación y libre desarrollo de la personalidad, lo cual implica la potestad que tienen todas las personas para planear, decidir y ejecutar un plan de vida propio”, apuntó.

De acuerdo con el organismo, el derecho que asiste a toda persona para tener las convicciones éticas, de conciencia y de religión que libremente decida, no puede condicionar, inhibir o eliminar el goce o ejercicio de los derechos que tienen las demás personas que no comparten dichas convicciones o creencias.

La libre expresión de ideas y el ejercicio del derecho a la protesta, agregó, deben estar libres de promover prejuicios, estereotipos y estigmas que propicien la discriminación y acrecienten la exclusión y la desigualdad entre las personas.

Y exhortó a los participantes en las movilizaciones, sea a favor o en contra del matrimonio igualitario, a promover la tolerancia, la inclusión, el cumplimiento de la ley y el respeto a los derechos que asisten a todas las personas, “como pautas que fortalezcan y faciliten nuestra convivencia social pacífica, al tiempo que rechaza cualquier expresión que promueva o incite a la discriminación o al odio”.

En contraparte, el director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero, calificó como una “decisión absolutamente irresponsable” la aprobación de la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, para que se efectúe una movilización gay “el mismo día y en el mismo espacio público” donde se realizará el evento contra el matrimonio igualitario.

Esa medida, dijo, expone “a las agresiones e insultos de la comunidad lésbico-gay a los padres de familia y a muchos niños que participarán en la marcha” por la familia que se realizará el sábado 24.

En entrevista, y a través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), el prelado dijo estar seguro que de parte de los padres de familia que han participado en las marchas del Frente Nacional por la Familia (FNF) habrá tolerancia y respeto, lo que, afirmó, con diversos integrantes de la comunidad lésbico-gay.

“Para muestra está la manifestación que hicieron en las oficinas del Arzobispado de México, que terminó en actos de vandalismo e insultos, y la que realizaron a la Catedral Metropolitana, donde se burlaron de la fe católica y de la devoción guadalupana del pueblo. Y qué decir de las agresiones e insultos que profirieron a los participantes de las marchas del 10 de septiembre en varias ciudades del país. Afortunadamente, fueron ignoradas por las familias”, apuntó.

Luego preguntó: “¿Qué pasaría si de última hora se anunciara una contra manifestación a la llamada marcha del orgullo gay, el mismo día, a la misma hora y en el mismo espacio, organizada ahora por el Frente Nacional por la Familia? Desde luego que sería un escándalo, y por ningún motivo la autoridad capitalina lo permitiría. Además, se desencadenaría un torrente de descalificaciones –¿entonces sí justificadas, verdad?–, porque para muchos no sería una manifestación, sino de una provocación”.

No obstante, Valdemar Romero dejó en claro que no debe prohibirse la marcha gay. “Ellos pueden manifestarse públicamente el mismo día, a la misma hora, pero no en el mismo espacio”.

Fuente: Apro

Comentarios

Skip to toolbar