Imputan por corrupción y abusos al jefe de policía de Javier Duarte

0

Escoltado y acompañado por sus abogados, el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, se presentó hoy a declarar ante el juez de Control del penal de Pacho Viejo, Veracruz, para responder a los cargos que se le imputan –tráfico de influencias y abuso de autoridad—y salió de ahí como indiciado, igual que su socio, Roberto Esquivel Hernández.

Durante la diligencia, el excolaborador del Javier Duarte de Ochoa, el gobernador prófugo de la justicia, solicitó el término de 144 horas antes de que se determine su situación jurídica. En ese tiempo deberá aportar pruebas a su favor antes de que el Juez de Control del penal de Pacho Viejo, Estrella Iglesias Gutiérrez, determine si se le vincula a proceso.

Bermúdez y Esquivel no fueron los únicos exservidores públicos que comparecieron. También lo hizo el exjefe de la Unidad Administrativa de la SSP, Alejandro Contreras Uscanga, quien pidió que su comparecencia se hiciera en privado.

El pasado 27 de octubre la Fiscalía General del estado de Veracruz (FGE) fincó responsabilidades a Bermúdez Zurita, el exsubsecretario de Administración y Finanzas y el exsecretario del Trabajo, Gabriel Deantes.

De acuerdo con fuentes del Poder Judicial local, los expedientes en contra de los dos amigos personales de Duarte de Ochoa fueron presentados ante juez de Control del Distrito Judicial de Xalapa.

A Bermúdez Zurita se le acusó de los delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad y se deriva de una denuncia que presentó el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares.

Yunes acusó al funcionario de haberse enriquecido ilícitamente adquiriendo contratos para sus empresas de seguridad privada y hoteleras con presuntos prestanombres, entre ellos su hermana, esposa y otros familiares.

El 4 de agosto del presente año, Bermúdez Zurita renunció al cargo en medio de señalamientos de enriquecimientos inexplicables.

La dimisión del funcionario ocurrió horas después de que se filtró que cuenta, junto con su esposa, con cinco inmuebles en el complejo residencial The Woodlands Creekside Park, en Houston, Texas, Estados Unidos por un valor total de más de 2.4 millones de dólares.

El exfuncionario estatal era amigo personal de Javier Duarte de Ochoa, quien le tomó protesta como Secretario de Despacho el 8 de julio del 2011.

A su llegada al juzgado, Bermúdez Zurita fue escoltado por una veintena de escoltas.

En la periferia del lugar, donde se ubica una de las cárceles adscritas a la Secretaría de Seguridad Pública, se apostaron elementos de la Policía Ministerial así como de la Secretaría de Marina Armada de México.

Debido a que los delitos que se le imputan no son graves, Bermúdez no puede quedar en presión preventiva, sin embargo, en plazo constitucional para demostrar su inocencia continúa corriendo.

Fuente: Apro

Comentarios

Skip to toolbar