Exhiben el uso de empresas fantasma por el PRI

0

La operación de pago a la estructura electoral del PRI con monederos electrónicos estuvo a cargo de una empresa ‘fantasma’, según el diario Reforma en su edición de este miércoles, a pesar de que su dirigencia ha lo ha negado.

De acuerdo con Reforma, “el propio representante legal de la empresa Alkino Servicios y Calidad –la única a la que el tricolor reconoce haber contratado para pagos de operación electoral– reveló ayer que la entidad que tramitó el financiamiento al PRI por 66.3 millones de pesos con tarjetas de Monex fue Comercializadora Atama.

El PRI ha negado tener nexos con empresas “fantasmas”, de acuerdo con declaraciones de Jesús Murillo Karam.

“Atama fue quien encontró este sistema de envío del dinero, y ellos se los consiguieron (al PRI); como quien dice, ellos nos dieron el servicio, y nosotros, a su vez, lo pasamos al PRI”, aseguró en entrevista Rodolfo Antonio Jumilla, representante legal de Alkino, luego de que Reforma acudió a su despacho en Iturbide 38-300, Colonia Centro.

“El PRI se acercó a nosotros como empresa que somos, que es Alkino, para que les buscáramos una estructura de cómo mandar el dinero o conseguirles el dinero en este caso, el PRI acercándose a nosotros, nos dimos a la tarea de buscar cómo conseguir ese dinero mediante préstamos”.

Atama, constituida el 27 de octubre de 2006, tiene como socios a Juan Óscar Fragoso Oscoy y Ramón Paz Morales.

El primero, según indagaciones periodísticas, falleció hace dos años y se dedicaba a la transportación de materiales de construcción; en tanto, Paz Morales es una persona sin empleo fijo que cuando puede consigue trabajos informales.

Los mismos nombres aparecen como socios de otra empresa considerada “fantasma”: Grupo Comercial Inizzio. Ninguno de los dos personajes tiene condiciones para ser empresario con manejos millonarios como los operados en la campaña electoral.

En su recurso ante el tribunal electoral federal para pedir la anulación de la elección, la Coalición Movimiento Progresista acusa a Atama e Inizzio de triangular recursos de Monex para el PRI y pide investigar esas operaciones.

En entrevista con Reforma, el representante legal de Alkino señaló que ellos cobraron al tricolor sólo por gestoría.

Jumilla indicó que el contrato lo firmaron el 1 de marzo de 2012 y que Alkino le cobró al PRI 3 millones 652 mil pesos por sus servicios, recursos que no han sido liquidados.

En la factura 0527, por un millón 450 mil 455 pesos más IVA, se detallaron Servicios de Desarrollo, es decir, el diseño e implementación de soluciones de negocios, que en este caso fue buscar quien financiara y obtuviera el crédito.

En la factura 0528, por 2 millones 201 mil 946 pesos, se pusieron los mismos conceptos.

Para lograr el financiamiento al PRI, dijo, firmaron con Comercializadora Atama un “contrato de préstamo comercial con intereses y servicios accesorios”.

El contacto directo para el contrato con el PRI lo tuvo Diana Beatriz Gil Rodríguez, quien es la administradora única de Alkino, comentó.

“Encontramos el servicio que fue el de conseguir el dinero y las tarjetas, en este caso nos consiguieron Monex, pero podría haber sido Banamex o Inbursa o cualquier empresa financiera”, explicó Jumilla.

Al preguntar cuál fue el monto que le financiaron al PRI, Jumilla respondió que esa información la tendría que dar Atama.

El PRI dice que son 66.3 millones de pesos (lo financiado)

“Lo único que nosotros hicimos es recoger eso (el dinero) y enviarlo”.

Comentarios

Skip to toolbar