Cataluña reinvindica su soberanía durante la Diada

0

Cientos de miles de personas se reunieron en Barcelona para celebrar la Diada, el día nacional de Cataluña, donde reivindicaron la libertad de los políticos encarcelados y “exiliados” por organizar el referéndum de octubre pasado, e hicieron el llamado a “hacer efectiva la república”, proclamada por dichos políticos soberanistas.

La avenida Diagonal de la ciudad condal se llenó y se convirtió en una “ola sonora” reivindicando el soberanismo, en la primera Diada que se celebra desde los polémicos acontecimientos del año pasado.

Asimismo, esta nueva celebración del día de Cataluña es la primera que se celebra desde el referéndum, y que representó una suerte de inicio de un otoño en el que el tema del independentismo centrará la agenda política en España.

En una conferencia ofrecida en días pasados por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra desgranó que la hoja de ruta para los próximos meses serán la movilización en las calles y el diálogo permanentes.

Aunque matizó su discurso para no caer en la desobediencia ante las instituciones españolas, aseguró que no va a aceptar “cualquier sentencia condenatoria” contra los líderes independentistas presos que no sea la “absolución”.

Planteó el impulso al proceso constituyente de la nueva república e hizo un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas del independentismo, que a últimas fechas venían asumiendo posiciones no coincidentes.

Dejó abierta la puerta para el diálogo con el gobierno nacional de Pedro Sánchez, pero se centró en movilizar a los simpatizantes en las calles y protestas que presionen al gobierno central hasta el inicio del juicio contra los presos y los “exiliados”, por los delitos de rebelión y malversación de fondos.

Este día, la manifestación en Barcelona pidió la libertad de los presos soberanistas y con la que formaron “una ola sonora” en la Diagonal.
De manera simbólica, los asistentes derribaron un muro del artículo 155 constitucional, que se aplicó el año pasado para frenar la organización del referéndum, que emulaba al muro de Berlín.

La concentración transcurrió desde la plaza Glòries hasta Palau Reial, donde estaba el escenario para los discursos de cierre de la movilización
La Guardia Urbana de Barcelona calculó la asistencia en un millón de personas.

Dirigentes “unionistas” del Partido Popular, de Ciudadanos y del Partido Socialista de Cataluña reprocharon que la celebración de la Diada la capitalicen los independentistas, siendo que es una fiesta popular, que debiera incluir a los que prefieren que Cataluña siga siendo pase de España.

Fuente: Proceso

Comentarios