Buscan concentrar a migrantes centroamericanos en la CDMX

0

El Padre Alejandro Solalinde pidió a los migrantes que se encuentran en la Casa del Peregrino no tener desconfianza de la ayuda que les ofrecerán para ser traslados a un albergue con mejores condiciones en Magdalena Mixhuca.

“No tengan desconfianza, la Ciudad toda se ha unido para ayudarles a ustedes y todas las autoridades y las iglesias, nos hemos juntado para darles un trato digno a ustedes. En un par de horas, vienen camiones para llevarlos al lugar donde están sus compañeros, ya se están juntando”, anunció Solalinde a los migrantes, quienes respondieron con aplausos.

Durante su visita, el religioso estuvo acompañado por el Alcalde de Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, y por Jaime Morales, quien forma parte del equipo de transición de la Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum.

En su mensaje, informó que esperan la llegada de camiones procedentes de Puebla, con migrantes que se quedaron en aquel Estado, porque ya no pudieron continuar el camino.

“No se preocupen, a ellos desde ayer ya los estamos atendiendo donde se quedaron, algunos todavía en Córdoba. Las autoridades tienen la mejor voluntad, no se preocupen, lo que importa es que ustedes ahora estén bien. Lo que nos importa ahorita es que descansen, que coman bien, que se bañen, que se cambien”, informó el religioso.

Alejandro Solalinde también invitó a los migrantes a fomentar el diálogo para analizar las mejores opciones que tienen en su ruta hacia Estados Unidos.

“Vamos a seguir platicando, ustedes son personas que saben platicar y vamos a escucharnos bien con un buen aparato de sonido y entonces pueden decir: ‘yo sí quiero llegar al Norte’, pues perfecto. Vamos a hacer un grupo de los que quieren llegar al Norte y vamos a platicar con ellos para darles la información correspondiente”, comentó.

Pero, si alguien dice: ‘me quiero quedar a trabajar’, entonces también va haber oportunidades para que alguien se quede a trabajar”, explicó el Padre y sus palabras fueron aplaudidas por los migrantes.

A la Casa del Peregrino arribaron esta mañana migrantes hondureños, guatemaltecos y nicaragüenses que integran la primer caravana que salió hace 20 días de Honduras.

Mientras algunos descansan en camas plegables, la mayoría lo hace sobre el piso, incluyendo mujeres y niños.

En tanto, otros migrantes hacen fila para ganar turno en una regadera y poder bañarse.

En entrevista con REFORMA, la mayoría de los migrantes coinciden en que el tramo de Veracruz a la Ciudad de México ha sido de los más pesados en su ruta hacia Estados Unidos.

“Veníamos como unos doscientos en un tráiler, todos juntos pero es que ya queríamos llegar acá a Ciudad de México. El tráiler no tenía techo, veníamos todos sobre la plancha de cemento y hacia mucho frío”, contó Johan Estuardo Poz Camey, de 21 años, y originario de Guatemala.

Otros migrantes como Josué Javier Meraz Bonilla, de 18 años, y originario de Honduras, prefiere descansar porque sabe que el camino todavía es largo hacia Estados Unidos.

“Yo no voy a volver a mi país, hay que descansar porque vamos a seguirle, todavía falta para llegar”, afirma mientras acomoda su cama plegable.

Un grupo de voluntarios ya se congrega en la Casa del Peregrino para ofrecerles alimentos a los migrantes.

Fuente: Reforma

 

Comentarios