August 26, 2014

:

Exoneran otra vez a ex líder del PRI-DF -

Monday, August 25, 2014

Origen y alcances de la crisis del PAN -

Monday, August 25, 2014

El mundo evoca a Cortázar a sus 100 -

Monday, August 25, 2014

Migrantes se vuelven tema en año electoral en EU -

Monday, August 25, 2014

Avala Corte alza al ISR y fin de Repecos -

Monday, August 25, 2014

¿Fue montaje el video de la decapitación? -

Monday, August 25, 2014

24 senadores quieren irse de gobernadores -

Monday, August 25, 2014

Huracán Marie trae lluvias a Chihuahua -

Monday, August 25, 2014

Ferguson despide a Michael Brown -

Monday, August 25, 2014

Mireles al hospital por crisis de glucosa -

Monday, August 25, 2014

Militares “catean” el convoy de AMLO -

Monday, August 25, 2014

Ponen fin al reto #IceBucketChallenge -

Monday, August 25, 2014

El megayacimiento fue hallado en 2003 -

Monday, August 25, 2014

Liberan a sicario que ejecutó a 3 mil -

Monday, August 25, 2014

Hurtan 14 mil mdp a ferrocarrileros -

Monday, August 25, 2014

Después del bochorno -

Monday, August 25, 2014

Amnistía para las autodefensas -

Monday, August 25, 2014

El Grupo México, un sicario ambiental -

Monday, August 25, 2014

Entrega petrolera, un peligro nacional -

Monday, August 25, 2014

EPN: Más muertos que con Calderón -

Sunday, August 24, 2014

¿Alguien usa tu nombre en Twitter o Facebook? Llama a la Policía Cibernética

anonymous

Por José Pérez-Espino

La afirmación de “todo se vale” en las redes sociales puede ser políticamente correcta. Pero es falsa. Además de la libertad que otorga el uso responsable de la información en internet, a partir de la autorregulación, existen leyes que castigan con cárcel algunas prácticas que parecen normales en Twitter o en Facebook.

Utilizar el nombre y la foto de una persona, sea o no una celebridad, ya sea para suplantarla o a manera de parodia, es una práctica común en las redes sociales que puede resultar graciosa. Sin embargo, hacerlo constituye un delito.

El Código Penal para el Distrito Federal tipifica la “usurpación de identidad” como delito. En su Artículo 211 Bis establece lo siguiente:

Al que por cualquier medio usurpe, con fines ilícitos, la identidad de otra persona, u otorgue su consentimiento para llevar a cabo la usurpación en su identidad, se le impondrá una pena de uno a cinco años de prisión y de cuatrocientos a seiscientos días multa.

Se aumentarán en una mitad las penas previstas en el párrafo anterior, a quien se valga de la homonimia, parecido físico o similitud de la voz para cometer el delito establecido en el presente artículo.

Sobre el tema, Cristos Velasco, director de ProtDataMx (un despacho especializado en la asesoría sobre protección de datos), dijo al diario Reforma que “el Código Penal Federal contiene disposiciones generales sobre fraude pero ninguna tipifica el robo de identidad como delito”.

“Sólo las leyes la Ciudad de México lo contemplan y sancionan –explica–, por lo que afectados pueden denunciar en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para ser atendidos por la Unidad de Investigación Cibernética” (Reforma, 14/11/2011).

Entonces, ¿qué hacer si alguien está usando tu nombre en una cuenta de Twitter, Facebook o de correo electrónico? Puedes presentar una denuncia. Comunícate para solicitar asesoría a la Unidad de Investigación Cibernética de la PGJDF, mejor conocida como Policía Cibernética.

Sus teléfonos son:
(55) 5242-6418
(55) 5242-6420
(55) 5242-6424

Correo electrónico: gic@pgjdf.gob.mx

www.pgjdf.gob.mx/pj

¿Qué son los delitos cibernéticos?

Suele afirmarse que internet no está regulada por las leyes. Sin embargo, los delitos que se cometen utilizando las redes sociales y la red en general se adecuan a tipos penales vigentes.

La Unidad de Investigación Cibernética ofrece una definición del concepto “delitos cibernéticos”:

“Son aquellos que se cometen mediante el uso de computadoras, sistemas informáticos u otros dispositivos electrónicos de comunicación”.

“Dada la enorme popularidad de Internet como medio de información y comunicación, es común asociar el concepto de delito cibernético con la red. Para todo efecto práctico, es necesario resaltar que todo lo que es delito en el mundo real, lo es también en Internet”.

“Lo importante en toda investigación es identificar el rol que la tecnología tuvo en la comisión del ilícito, tanto como determinar cuáles tecnologías fueron utilizadas, por ejemplo, computadoras, teléfonos celulares, etcétera”.

La definición, publicada en el boletín El efecto internet de Alianza por la Seguridad en Internet, Asociación Civil (www.asi-mexico.org), incluye “las conductas probablemente delictivas que se valen de las computadoras como medio (utilizan métodos electrónicos para llegar a un resultado ilícito), en la comisión del delito”.

Entre ellas, las siguientes actividades, de acuerdo con los datos de la PGJDF:

- Exhibición, publicación, difusión, intercambio y comercialización de pornografía infantil.

- Extorsiones, fraudes electrónicos y amenazas.

- Falsificación de documentos vía computarizada.

- Negociaciones de secuestros.

- Lectura, sustracción o copiado de información confidencial.

- Aprovechamiento indebido o violación de código para ingresar a sistemas.

- Variación del destino de sumas de dinero a otras cuentas (transferencias electrónicas).

¿Qué puede hacer la Policía Cibernética?

El comandante Gustavo Caballero Torres, coordinador de la Unidad de Investigación Cibernética de la PGJDF, creada en 2006, afirma:

“El día de hoy podemos decir que estamos en posibilidades de atender todos aquellos delitos que estén relacionados o tengan algún vínculo con la tecnología de la información, desde celulares hasta computadoras”.

En una entrevista con Notimex, Caballero Torres explicó que la Unidad de Investigación Cibernética cuenta con dos áreas. Una para intervenir en cualquier tipo de indagatoria donde existan elementos tecnológicos como computadoras y teléfonos, entre otros, que pudieran revelar datos que auxilien a la autoridad ministerial.

La segunda está relacionada con los delitos cibernéticos, aquellos que se cometen a través de tecnologías como internet. En esa área de operación se le da seguimiento al caso, se inicia una averiguación y continúa hasta dar con los presuntos responsables.

“Esto quiere decir que en la Policía Cibernética tenemos posibilidad de atender casi cualquier delito, ya sea lenocinios, homicidios, abuso de autoridad, robo agravado, corrupción de menores, extorsión y portación de armas, entre otros”, dijo, de acuerdo con la entrevista con Notimex.

La participación de la Policía Cibernética en una averiguación permite recuperar mensajes de teléfonos celulares pese a que éstos hayan sido robados, lo que resulta especialmente útil en casos de secuestro.

“Otro ejemplo es el de los homicidios, donde hay correos electrónicos relacionados con la víctima-victimario, y en ocasiones en el lugar del crimen encontramos el equipo de cómputo y podemos establecer estas conexiones”, dijo.

Uso de cuentas falsas en el proceso electoral

El Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios OMCIM, AC, proyecto vinculado a la Universidad Iberoamericana, propuso la creación de un protocolo de actuación para contrarrestar prácticas que propician la difusión de rumores e información distorsionada durante la jornada electoral del 1 de julio.

La campaña “Por un voto informado y razonado… #NoTeEnredes” sugiere como acciones mínimas:

Pedir a los usuarios de Twitter que denuncien la actividad de cuentas falsas con un tuit en el que marquen copia a @omcim.

Solicitar a las autoridades, los medios de comunicación, las encuestadoras o cualquiera que sea objeto de suplantación de identidad, que reaccionen de manera oportuna para evitar que se difunda información falsa.

El OMCIM también publicó el reporte Políticos que desinforman a través de cuentas falsas a fin de difundir datos falsos, resultados de encuestas inexistentes o para denostar a sus adversarios.

Leave A Comment