Adiós Aretha Franklin, la legendaria ‘reina del soul’

0

La reina del soul, Aretha Franklin, ha fallecido este 16 de agosto, a sus 76 años y luego de una larga lucha contra el cáncer. Aretha se encontraba en su hogar en Detroit, rodeada de sus familiares y amigos. 

Por Titi González Méndez \ Culturizando

Aretha Franklin fue una de las cantantes más destacadas de la Edad de Oro de la música negra en Estados Unidos. Es considerada como la ‘dama del soul’ o la ‘reina del soul’ por tratarse de una de las voces más imponentes del género.

La cantante nació en Memphis, Estados Unidos, el 25 de marzo de 1942. Era hija de un predicador cristiano llamado Clarence Franklin y de la cantante de gospel (música evangélica) Barbara Frankiln. Pero la madre de Aretha abandonó a su familia cuando ella era muy pequeña y su padre fue quien se encargó de la crianza y el sustento de sus hijos.

Clarence notó el interés de su hija por la música desde muy pequeña y la animó a tomar clases de piano pero ella prefirió aprender por su propia cuenta. Durante esa época de su infancia estuvo rodeada de grandes músicos del gospel por lo que era normal que ella cantara en presentaciones desde temprana edad.

A los 14 años grabó su primer sencillo llamado ‘The Gospel Soul of Aretha Franklin’, en el que se podía escuchar su potente voz unida a los arreglos del soul. En 1960 viajó a New York para tomar clases de técnica vocal y aprovechaba el tiempo para grabar demos y enviarlos a las casas discográficas.

Aunque el sello Columbia Record la firmó como cantante de jazz, ella sentía que su género siempre había sido el soul. Pero le sirvió para demostrar que podía adaptarse a cualquier estilo musical y que su voz se lo permitía.

Tras abandonar esa disquera, el productor Jerry Wexler la dejó entrar en el fantástico mundo del soul que tanto quería y su canción ‘I Never Loved a Man (The Way I Love You)’ irrumpió en todas las radios y ella comenzó a ganarse su puesto dentro del género… no obstante, el sencillo que la catapultó finalmente fue ’Respect’, grabado el 14 de febrero de 1967 y lanzado el 29 de abril de ese año.

Durante las décadas de 1960 y 1970, Aretha se posicionó como una de las principales exponentes del género. Versionó muchas canciones reconocidas del rock como “Let it be” en soul y así se fue ganando el cariño de los apasionados de otros estilos.

Colaboró en muchos sencillos con grandes músicos como Ray Charles, King Curtis, Larry Graham, Elton John, Whitney Houston y Frank Sinatra.

En 1998, Aretha Franklin lanzó su álbum A Rose is Still a Rose, su primera discografía en la que incluía temas dentro del R&B, el neo soul y hasta canciones con tendencia al hip-hop. En 2003 regresó a escena con el sencillo So Damn Happy en el que colaboró con Mary J. Blige y quien la hacía recordar sus raíces.

En 2008 fue elegida como Personaje Musical del Año en el aniversario 50º de los Premios Grammy, y ese mismo año se la incluyó en la lista de los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone, además fue la primera mujer en entrar en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1987.

En 2010 Aretha fue diagnosticada con cáncer de páncreas y fue sometida a una operación en la que le extirparon un tumor de dicho órgano. Tras recuperarse por unos años y con escasas presentaciones en vivo, tuvo su última actuación en noviembre de 2017 en Nueva York con motivo del 25º aniversario de la fundación contra el Sida que preside Elton John.

El 13 de agosto de 2018 se dio a conocer la gravedad de su estado de salud y que su familia se había reunido en su casa de Detroit para acompañarla en su deceso. El 16 del mismo mes falleció a los 76 años de edad la última diva de la edad de oro de la música afroamericana.

Escrita por Dionne Warwick en 1967, pero se convirtió en un verdadero hit un año después luego de que Aretha la interpretara.

Con información de abc.es \ elpais.com

Comentarios