Diputados aprueban el aborto en Argentina

0

La votación fue durante la mañana del jueves luego de un extenso debate que duró casi un día entero. Ahora deberá el proyecto irá al Senado para buscar la sanción definitiva. El proyecto permite el aborto libre hasta la semana 14 de gestación. Hasta ahora en Argentina el aborto está permitido únicamente en caso de violación o de riesgo para la vida de la mujer

En una sesión que duró más de 22 horas la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo por 131 votos a favor, 123 en contra y 1 abstención. La decisión llegó luego de que más de 150 de los 257 legisladores expusieran distintos argumentos para justificar su posición.

La legislación estipula la posibilidad de realizar la interrupción del embarazo, de manera voluntaria, hasta la semana 14 de gestación. La intervención deberá ser garantizada en todos los centros de salud públicos o privados en un plazo de cinco días una vez hecho el requerimiento. Aquellos profesionales que no deseen llevar a cabo abortos podrán inscribirse en una lista de “objetores de conciencia“, sin embargo esto no podrá ser argumento para evitar la intervención si se trata de una urgencia.

A su vez, las instituciones sanitarias no podrán inscribirse en este listado y todas deberán asegurar que haya médicos capacitados para realizar las interrupciones del embarazo. Finalmente las mujeres de entre 13 y 16 años necesitarán el consentimiento de un adulto. El texto estipula que “la interrupción voluntaria del embarazo se debe realizar con su consentimiento informado” en los términos de la ley y “conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 y el artículo 7° de su decreto reglamentario”. Es decir que “en particular, debe respetarse el interés superior del/a niño/a o adolescente y su derecho a ser oído”.

Tal como se preveía el resultado fue ajustado ya que, aún cuando comenzó el debate, más de una decena de diputados no habían definido o al menos hecho pública su posición generando una situación, a priori, de empate técnico.

Ahora el Senado deberá abordar el proyecto aprobado por la Cámara Baja y tendrá tres opciones: aprobarlo y en ese caso la ley tendrá sanción definitiva donde solo quedará como posibilidad de rechazo el veto presidencial; votar en contra: con lo cual la propuesta perderá estatus parlamentario y no podrá volver a ser tratada este año; o modificarlo.

Si se lleva a cabo esta última opción, la iniciativa legislativa deberá regresar a Diputados donde tendrá que ser debatida y votada nuevamente con los cambios realizados por los senadores.

***

La profunda división de la sociedad argentina sobre la despenalización del aborto se hará visible este miércoles en el centro de Buenos Aires. Desde la medianoche, una corredor vallado corta en dos la plaza del Congreso y parte de la Avenida de Mayo. A un lado, se manifestaron quienes se oponen al aborto. A la derecha, los partidarios de que esa práctica deje de hacerse en la clandestinidad y sea legal, segura y gratuita. A metros de allí, dentro de la Cámara de Diputados, los 257 legisladores votarán un proyecto de ley que legaliza la interrupción del embarazo hasta la semana 14 y extiende el plazo en casos de violación, riesgo de vida para la madre y malformación fetal. La sesión se prevé maratónica y con final abierto. De aprobarse, aún faltaría superar un último obstáculo: el Senado.

El aborto es ilegal en Argentina excepto si la vida de la madre corre peligro o el embarazo es fruto de una violación. La legislación, que se remonta a 1921, contempla penas de cárcel de entre uno y cuatro años para aquellas mujeres que interrumpan su embarazo. Los diputados que han hecho pública su oposición a cambiar la ley han sido siempre mayoría y se prevé que se impongan en la votación, a primera hora del jueves. Pero la diferencia se ha estrechado en los últimos días.

Según el recuento de Economía Feminista, en la víspera de la votación 119 diputados estaban a favor de despenalizar el aborto, 120 en contra y 2 iban a abstenerse. Al inicio de la sesión, por primera vez se había invertido el cómputo: 122 a favor, 118 en contra, 14 sin confirmar, 1 se abstiene y 2 ausentes. Los números bailaron durante todo el día y a la una de la madrugada aún quedaban siete diputados indecisos, los que finalmente inclinarán la balanza.

La fractura social y política alcanza incluso a los partidos políticos. Excepto la izquierda, con una postura unánime a favor del aborto, los demás bloques están divididos. En Cambiemos, la coalición conservadora encabezada por Mauricio Macri, casi dos tercios se oponen a la ley. En el kirchnerista Frente para la Victoria, 53 de sus 59 legisladores votarán a favor. El único diputado socialista de Argentina, Luis Contigiani, renunció al partido, aunque no a su banca, tras la catarata de críticas internas que recibió al anunciar que su voto será negativo.

Comentarios