Rescatan a cura de ser linchado por abuso de una chica de 14 años

0

El párroco de la iglesia San Isidro Labrador del municipio de Macuspana, Tabasco, estuvo a punto de ser linchado por la comunidad después que se hiciera pública la acusación de que el clérigo habría abusado sexualmente de una menor de 14 años de edad.

La relación del sacerdote Juan ‘N’ de 44 años de edad con la adolescente, quedó al descubierto luego de que los padres de la menor encontraron los mensajes de contenido sexual que el presbítero le enviaba a la niña a través de WhatsApp.

Este lunes por la noche cuando la menor llegaba a su domicilio, al parecer, procedente de la iglesia con el sacerdote, ya eran esperados por Francisco y Evangelina, padres de la niña de 14 años, quienes de inmediato se abalanzaron contra él para recriminarle la conquista de la menor de edad y el abuso de confianza que cometió contra ellos.

Luego de que salieron a relucir las evidencias del romance, el representante religioso reconoció su falta y para entonces, un grupo de vecinos ya se encontraba plantado frente al domicilio, enardecidos le reclamaron al párroco por sus inmorales actos, así como amagaron con darle un escarmiento.

Un grupo de pobladores lo amarró de las manos y lo sacaron a la calle para vengar la falta cometida.

No obstante, cuando estaba a punto de ser linchado, el religioso fue rescatado por la policía municipal de Macuspana, quienes además se encargaron de trasladarlo y presentarlo ante la Fiscalía General del Estado de Tabasco.

Los familiares de la menor se encontraban enardecidos y muy molestos por el agravio cometido en contra de su hija, por lo cual exigieron a las autoridades que apliquen todo el peso de la ley al párroco Juan, puesto que consideran que él representa un peligro para las adolescentes.

Por su parte, el sacerdote Roberto Sánchez, responsable de Comunicación Social de la Diócesis de Tabasco, señaló de manera cautelosa, que ante este tipo de casos se requiere una investigación inmediata por parte de las autoridades eclesiásticas.

Sin embargo, señaló que el Papa Francisco ha sido firme con respecto a este tema y en caso de comprobarse el delito, se procedería a la destitución del cargo eclesiástico, además de las sanciones legales que correspondan a la gravedad de sus actos.

“El Papa ha dicho que la persona que comete pedofilia, tiene un mal irreversible, lo que pasa con la persona y en este caso, es la destitución del cargo eclesiástico, la separación del ministerio, eso es lo que procede, independientemente de las sanciones que por la vía legal se establezcan”, señaló el presbítero Roberto Sánchez Cabrera.

Fuente: Excélsior

Comentarios

Skip to toolbar