Pide ONU freno al desplazamiento forzado en la Tarahumara

0

El desplazamiento forzado y masivo en la Sierra Tarahumara requiere atenderse de manera profunda, principalmente en el contexto de los derechos de los pueblos indígenas, advirtió Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Resultado de imagen para Jan Jarab, chihuahuaJarab también confirmó que el siguiente año visitará México Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de la ONU para los derechos de los pueblos indígenas.

“Conocemos el problema de desplazamiento de comunidades indígenas y mestizas, pero ahora recibimos más información, también de la sociedad civil, y es uno de los problemas que debemos atender de manera más profunda, intentar influir en los poderes estatales y federales para encontrar una solución de esta situación”, planteó al asistir al décimo aniversario del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm).

Jan Jarab dijo en entrevista con Apro que la visita oficial es una oportunidad para las autoridades de demostrar que atienden esa situación, pues hasta la fecha muchos activistas que defienden territorios han sido agredidos por el crimen organizado o por las empresas a las que se otorgan concesiones.

“A veces la consulta es ilegal, no es previa, no es libre y no es informada (…) es preocupante el desplazamiento en los pueblos de Chihuahua, es preocupante que el crimen organizado pueda amenazar las vidas de las personas de los pueblos, tanto indígenas como mestizos”, señaló tras destacar la importancia de acompañar a la gente en ese proceso de violación a sus derechos.

Para el representante de la ONU en México este es un buen momento para atender la problemática de manera efectiva, con el nuevo gobierno de la entidad. “Es un gobierno que tiene apoyo de sociedad civil, de las organizaciones, hay una expectativa importante, de que pueda ir junto con a la sociedad”, acotó.

En esa conmemoración del Cedehm dejó su cargo como directora la activista y feminista Luz Estela Castro Rodríguez, quien anunció que se integrará al gabinete del gobernador Javier Corral como asesora en derechos humanos, y con ella también se va la fundadora de la asociación, Alma Gómez Caballero, quien va a colaborar en la dirección de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH).

En la dirección del Cedehm fue nombrada Ruth Fierro, quien lidera una generación nueva de defensoras de derechos, destacó Lucha Castro al despedirse.

En el acto la directora de la organización Alianza Sierra Madre, Isela González Díaz, quien trabaja en la región de Baborigame y otros pueblos de Guadalupe y Calvo, destacó que las comunidades de ese municipio sufren despojo desde hace años, debido a que los grupos delictivos buscan quedarse con su territorio y bienes naturales.

Por ello la comunidad de Choreachi, Isela González y habitantes de aquella región que han sido desplazados, cuentan con medidas cautelares por el mecanismo federal que protege a defensores y periodistas.

González Días explicó: “Estábamos desesperados porque sabíamos defender territorios con movilización y en tribunales, pero no frente a asesinatos. Pedimos apoyo al Cedehm, que nos dio herramientas, y ahora somos sujetos del mecanismo”, aunque aún no pueden regresar a trabajar a ese territorio.

El excomisariado ejidal de la comunidad indígena El Manzano, municipio de Urique, Cruz Sánchez, también dijo que tiene la esperanza de regresar a su tierra junto con su familia, ya que fueron obligados a salir hace un año siete meses.

“Veníamos luchando como autoridad y como gobernador indígena y como autoridad del ejido desde que tenía 29 años, en las comunidades de esa región. Estamos desplazados por la violencia que se ha vivido los últimos años. El 18 de febrero asesinaron a un hijo, pedimos que se castigara al responsable, al mes nos fuimos de la comunidad por la violencia.

“Este año nos acaban de matar a otro hijo, de tres que teníamos, y uno fue herido cuando fuimos desplazados. Es una vida triste. En la ciudad y el Cedehm nos han cobijado al darnos el apoyo. Llegamos sólo con la ropa puesta, nos quemaron la casa y todo lo que teníamos. Estos últimos días saquearon lo poco que quedaba, ganado y demás. Queremos regresar, ahí fuimos criados, es de donde fueron nuestros antepasados, es nuestra raíz, espero que podamos regresar a nuestra comunidad. Agradezco lo que han hecho. Tenemos medidas cautelares por la CIDH”, compartió Cruz Sánchez.

En la ceremonia estuvieron presentes además el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y presidente del Consejo Directivo del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Emilio Álvarez Icaza, así como sobrevivientes de violencia familiar, familiares de víctimas de desaparición forzada y de desplazamiento forzado, entre otros.

Jan Jacarab destacó que la asociación que surgió para atender feminicidios y mujeres víctimas de violencia, con el tiempo se convirtió en la defensora de otro tipo de violencias, incluida la que se ejerce contra defensores de derechos humanos.

Chihuahua, de epicentro del dolor a epicentro de esperanza: Álvarez Icaza

Durante la ceremonia de conmemoración, Álvarez Icaza refirió que Chihuahua fue uno de los epicentros del dolor. “Los gritos de las mujeres desaparecidas llegaron, los gritos de sus familias, es un llanto que nos dejó sordos y sordas. Tuvimos la tragedia de tener que conceptualizar eso, tuvimos que ayudar a pensar y escuchar a las víctimas, a ponerle nombre a ese dolor y descubrimos el feminicidio. Si no ha sido ese grito de justicia de las víctimas, no hubiéramos dado ese camino para construir el tránsito. No hay movimiento de derechos humanos si no hay una madre, hermana, hermano, compañero que levante la voz (…) gracias a ellos y a ellas y a quienes han hecho de su vida la opción para acompañarlas es entonces que podemos pensar que esto es distinto”.

Álvarez Icaza dijo que en ese camino conoció a los defensores de derechos de Chihuahua y empezó a salir una voz de esperanza, porque son ejemplo de tenacidad y solidaridad.

“Cuando pasamos acá con el Movimiento por la Paz, juntos volvimos a poner la placa de Marisela (Escobedo Ortiz, activista asesinada en diciembre de 2010 frente al palacio de gobierno) ya que la habían quitado tres veces. La volvimos a poner y dijimos: ‘Se van a chingar a su madre y la vamos a poner’”.

“Hoy volteamos a ver a Chihuahua con ojos distintos y no porque esté Javier Corral (en la gubernatura) (…) lo que me da más esperanza es la apuesta de diversidad y pluralidad que ha llevado a gente como Lucha a querer estar a su lado, a gente como Víctor Quintana (activista), a Hugo Almeida (activista juarense) o como muchos más”, puntualizó.

Emilio Álvarez Icaza dijo que acompañarán el gobierno de Corral porque lo que pasa en Chihuahua da el horizonte de que el país puede ser distinto.

“El ejemplo que nos han dado las mamás, que ha dado el Cedehm, que nos han dado las mujeres, que nos han enseñado, educado en el amor, la esperanza, y que no es aceptable un país donde las mujeres no puedan vivir en el amor, la libertad y el respeto.

“(…) es un momento propicio para construir un contexto donde el gobierno tenga la capacidad de acompañar a la sociedad civil, y Chihuahua puede mandar mensajes fuertes, por ejemplo, entender a las organizaciones de la sociedad civil con interés público, una ley estatal que las respalda y las promueve, no que las persigue, las investiga y las amenaza; con una condición de trabajo que no tengan que acudir a las instancias internacionales; con una fiscalía que se hace cargo de acabar el principal problema que enfrentan las y los defensores, que cuando los amenacen haya culpables y que las amenazas no se cumplan, que se castigue a quien amenace un defensor; una fiscalía que se encargue no sólo de buscar culpables, que tenga un área que se encargue de buscar a las y los desaparecidos con vida los primeros tres días y no uno mes, dos o tres meses después, ver quién es el responsable, que busque a los desaparecidos con vida y tenga la capacidad de responder a estas mujeres que todos los días nos reclaman en la cara y que tienen toda la razón para hacerlo: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

Alistan firma de convenio con equipo argentino

“Me ayudaron a encarcelar al agente de tránsito que desapareció a mi hijo, pero no ha dicho dónde está, le pido gobernador que me ayude a que me diga dónde está, como esté, no importa, vivo o muerto, pero que me diga”, clamó Teodocia Domínguez, madre de José Rosario Hernández, desaparecido en la ciudad de Cuauhtémoc en junio de 2011.

Ella habló en el evento a nombre del colectivo de familiares de personas desaparecidas, quienes dijo “llegan con el corazón desbaratado, con frío y dolor”, pero que han aprendido a luchar y buscar sin desfallecer.

A Corral le dijo que hay mucha esperanza puesta en él, y con el tiempo se darán cuenta si ese era el lugar de él. “En nombre de todas las madres que tenemos hijos desaparecido, no nos deje solas”, pidió.

En su intervención, el gobernador Javier Corral se comprometió a firmar este 3 de diciembre el convenio con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

También dijo que trabajarán con una fiscalía que respeta los derechos humanos y da atención a las víctimas, que tiene capacidad de cuidado y atención a los activistas, luego de que el gobierno estatal pasado los persiguió y amedrentó, aparte de que fueron sujetos de linchamiento encabezado por los exfiscales Carlos Manuel Salas y Jorge Enrique González Nicolás.

Corral Jurado reconoció las causas de los defensores chihuahuenses, pero indicó que en los últimos años conoció aún más su empuje, desde el Senado, y confesó que antes de decidir ser candidato a la gubernatura, consultó con los activistas que formaban parte de Unión Ciudadana y ellos lo respaldaron. “Ellos son los responsables intelectuales”, bromeó.

“A veces me dicen, es que tú le entregaste el gobierno a la izquierda y me dicen dónde están los votos. Pero siempre dije que a mí no me interesa el apoyo del Cedehm por los votos, me interesa el apoyo de los defensores de los derechos humanos por el prestigio de su valor, por su calidad moral, porque eso es lo que al final de cuentas compromete a un gobierno”, asentó.

“Sé que soy depositario de una gran esperanza, no nos abruma, nos compromete, nos resuelve a pensar en un Chihuahua en el que Cruz Sánchez pueda regresar un día a su casa, en su localidad, a la actividad que le gusta, con la que él se siente satisfecho y de donde tuvo que salirse siendo gobernador indígena.

“Pienso en un Chihuahua que haga justicia por Marisela, un Chihuahua en el que podamos responderle a las personas que han perdido un familiar, dónde están por lo menos, encontrarlas con la verdad. Y sé que el reto es monumental porque tenemos una fiscalía hecha garras, nos dejaron una fiscalía hecha garras, vamos a fortalecer las capacidades de investigación y vamos a comprometernos tras cualquier indicio”.

Luego anunció que el 3 de diciembre firmarán en la ciudad de Cuauhtémoc el contrato con el EAAF, con el fin de avanzar en la identificación de restos encontrados en fosas clandestinas, y de manera inmediata iniciarán el procedimiento genético de las muestras.

Javier Corral reiteró que reformarán el artículo 3 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado para crear la Fiscalía Especializada en Investigación de Violaciones Graves a los Derechos Humanos, que incluye la desaparición forzada, “un delito que acumula agravios de los más deplorables, pero sobre todo violaciones de las más detestables porque es una violación continua, un sufrimiento permanente (…) el Cedehm ha sabido generar una conciencia, una reflexión en toda la sociedad chihuahuense”.

Luego felicitó a la nueva directora del Cedehm, a Ruth Fierro, al tiempo que Luz Estela Castro explicó que luego del “gobierno fallido” de César Duarte Jáquez, que elevó al estado a altos niveles de impunidad y corrupción, es necesario aprovechar la oportunidad de cooperar desde el gobierno y advirtió: “No dejaré de ser defensora de derechos humanos. Chihuahua puede hacer camino para romper el pacto de impunidad”.

Corral dijo que Lucha Castro será su asesora en materia de derechos humanos, seguridad y justicia, “y estoy muy consciente de las consecuencias de ese nombramiento”.

Por su lado, Ruth Fierro se comprometió a continuar la labor de “los rebeldes y subversivos” que formaron a esta nueva generación de defensores de los derechos humanos.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar