Pide calma el IFE en su investigación

0

El Instituto Federal Electoral (IFE) afirmó este miércoles que continúa con las investigaciones de las quejas planteadas por los partidos políticos sobre las elecciones presidenciales del 1 de julio y advirtió que ese instituto no podrá emitir información sobre el transcurso de los procedimientos sobre los gastos de campaña y el financiamiento ejercido.

“Existe una exigencia legítima de los actores políticos y de sectores de la sociedad porque el proceso de fiscalización se lleve a cabo con prontitud y porque, al mismo tiempo, llene todos los requisitos de una investigación exhaustiva, profesional e imparcial”, admitió el IFE.

Sin embargo, sostiene el IFE, hasta el momento, la información proporcionada por los partidos políticos “es insuficiente para permitir conclusiones responsables”, por lo que aclaró que no se podrá tener una valoración definitiva sobre los resultados reales sino hasta el 8 de octubre en que vence el plazo oficial para rendir un informe completo.

Subrayó que para que la investigación sea más ágil, es necesario que los partidos den acceso sin restricciones a los ingresos y gastos de campaña, pero hasta el momento, “ninguno de los partidos políticos ha reportado aportaciones realizadas por militantes o simpatizantes, a pesar de que se sabe que éstas sí existieron”.

No obstante, precisó que la Unidad de Fiscalización ha respondido puntualmente a los requerimientos de información del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. “La colaboración entre autoridades electorales es indispensable para el cumplimiento de nuestras respectivas competencias, se ejercita permanentemente”, dijo.

Finalmente, hizo un llamado a todos los actores políticos para esperar la conclusión legal de los procesos de investigación.

He aquí el comunicado completo del IFE:

El Instituto Federal Electoral (IFE) informa que la Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos continúa con sus trabajos para agotar las diversas investigaciones de cada una de las quejas que se han presentado respecto a la elección para Presidente de la República.

Mientras las investigaciones sigan su curso y en cumplimiento a la ley, el Instituto y la Unidad de Fiscalización no podrán emitir información alguna sobre el transcurso de los procedimientos.

La Unidad de Fiscalización reconoce la relevancia pública que ha adquirido el procedimiento de fiscalización de los ingresos y gastos de la campaña presidencial. Existe una exigencia legítima de los actores políticos y de sectores de la sociedad por que el proceso de fiscalización se lleve a cabo con prontitud y porque, al mismo tiempo, llene todos los requisitos de una investigación exhaustiva, profesional e imparcial.

1. El procedimiento de fiscalización anticipada, se lleva a cabo entre el 30 de marzo y el 27 de junio en tres etapas que fueron establecidas y conocidas con antelación por los partidos políticos. En cada etapa, los partidos políticos y coaliciones deben permitir el acceso de la Unidad a toda la documentación que soporte las cifras contenidas en los informes que presentan, a fin de avanzar en la tarea de corroborar los gastos parciales y el origen del financiamiento que permitió operar sus campañas. El éxito de este procedimiento, que permite una fiscalización más rápida, implica el acceso sin restricciones a la información en los plazos anticipados que los partidos políticos aceptaron.

2. Hasta el momento, la información proporcionada por los partidos en la primera etapa es insuficiente para permitir conclusiones responsables. Por ejemplo, ninguno de los partidos ha reportado aportaciones realizadas por militantes o simpatizantes. Podría pensarse que esto significa que tales aportaciones no existieron, pero no es así. Las cifras que se acercarán más a los datos reales, serán reportadas el 8 de octubre de 2012, fecha límite para la entrega del tercer y último informe.

3. La ley prevé plazos para corregir errores y omisiones, esto implica que los partidos políticos y las coaliciones tienen la posibilidad de entregar información adicional, hacer correcciones y solventar las observaciones que les haya hecho la Unidad de Fiscalización. Se entiende entonces que para que las conclusiones a que llegue la revisión sean precisas y definitivas, a la Unidad de Fiscalización le resulta indispensable guardar celosamente la evidencia que obtuvo durante las auditorías en campaña, hasta que emita su dictamen y resolución al Consejo General del IFE.

4. El monitoreo de anuncios en espectaculares y en medios impresos, así como las confirmaciones obtenidas de terceras personas, entre otros elementos, serán contrastados con lo que reportan los informes de los partidos políticos. Debe comprenderse que la utilidad y eficacia de estas evidencias está relacionada estrechamente con que se mantenga su carácter reservado. Por ello, la Unidad de Fiscalización sólo ha dado a conocer datos globales y se reservará la información detallada con que cuenta a fin de resguardar la materia que sustentará sus aseveraciones. Las solicitudes de algunos actores de revelar anticipadamente las evidencias en materia de espectaculares y publicidad en medios impresos militan en contra de la seriedad y profesionalismo de las auditorías y no serán aceptadas hasta concluir el proceso.

5. La Unidad de Fiscalización del IFE, es plenamente consciente de la relevancia pública de que la fiscalización se lleve a cabo con total transparencia y en un ambiente de completa legalidad e imparcialidad. Por ese motivo, el pasado 26 de julio la Unidad presentó al Consejo un informe público del estado que guarda la primera etapa, parcial, del programa de fiscalización anticipada. Del mismo modo, la Unidad ha respondido puntualmente a los requerimientos de información del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. La colaboración entre autoridades electorales es indispensable para el cumplimiento de nuestras respectivas competencias, se ejercita permanentemente.

En materia de difusión pública de la información relacionada con los gastos de campaña, la posición del IFE es invariable: para el correcto cumplimiento de la función fiscalizadora es indispensable el apego inflexible al carácter técnico e imparcial de nuestra tarea. Ello nos exige que la investigación, la revisión y las observaciones se fundamenten en juicios profesionales y objetivos para que los hallazgos sean firmes y sustentados en evidencias irrefutables.

El IFE garantiza a la sociedad mexicana que realizará todas sus acciones en absoluto apego a la ley y por ello, está obligado a guardar la secrecía en los diversos procesos indagatorios.

El Instituto Federal Electoral hace un llamado a todos los actores políticos para esperar la conclusión legal de los procesos de investigación.

 

Comentarios

Skip to toolbar