Narcos desatan el caos en Tamaulipas

0

El saldo preliminar de una serie de enfrentamientos en Reynosa entre miembros del crimen organizado y militares y policías federales es de al menos 13 muertos, confirmaron autoridades municipales. Sin embargo, en redes sociales se indica que son 33 los fallecidos, entre civiles inocentes, delincuentes y policías federales.

Minutos después de este mediodía se registraron “narcobloqueos” y balaceras que paralizaron a esa ciudad fronteriza.

Reportes indican que delincuentes robaron camiones del transporte urbano y vehículos pesados para obstruir importantes avenidas, incluyendo las que conducen al puente internacional Anzaldúaz, el cual se mantuvo semiparalizado del lado mexicano durante varias horas.

Voceros estadunidenses de los puentes internacionales Pharr y Anzaldúaz informaron que los cruces se mantuvieron abiertos del lado americano.

Páginas y cuentas especializadas en alertar sobre situaciones de riesgo en Twitter, YouTube y Facebook se llenaron con fotografías de civiles y policías federales muertos; con imágenes de las calles bloqueadas y con videos de algunas de las balaceras.

En las redes sociales se maneja que son 33 los muertos por los hechos violentos, pero ninguna autoridad lo ha confirmado hasta el momento.

Las refriegas comenzaron con enfrentamientos entre grupos del crimen organizado y posteriormente contra militares y policías federales.

En la lateral que conduce al puente internacional Anzaldúaz hubo un enfrentamiento con saldo de un presunto delincuente y un policía federal muertos.

En otro hecho, cinco delincuentes fueron abatidos en el interior de una camioneta blindada y dos más quedaron tirados en la calle.

En otra balacera murieron tres presuntos delincuentes dentro de una camioneta tipo Van. Además, un ciudadano ajeno a los hechos falleció al quedar en medio del fuego cruzado.

Tiroteos y persecuciones se registraron en las colonias Aquiles Serdán, Unidad Obrera, Loma Blanca, López Portillo y en las inmediaciones de la Secundaria Federal número 4, donde una estudiante resultó herida de bala.

Desde las 14:00 horas la ciudad es vigilada por helicópteros de las fuerzas armadas.

Además, un comando ingresó a dos hospitales y secuestró a médicos para que atendieran a los miembros del crimen organizado lesionados. Según los reportes, dos doctores fueron levantados del Hospital General de Pemex.

Entre los heridos hay varios efectivos de la Policía Federal que perseguían a un grupo de hombres fuertemente armados.

Fuente: Apro

Comentarios