Mujer busca gobernar municipio de “usos y costumbres” en Oaxaca

0

“En primera hemos logrado un cambio, el método de elección, antes era masivo, sólo en la cabecera y en asamblea a mano alzada, con presencia de acarreados y gente avecindada, siendo fácil la intimidación y la compra de votos”, señaló.

Por Diana Manzo

Oaxaca.- El 23 de octubre, los habitantes del municipio de San Miguel Chimalapa eligen a su gobernante por medio del sistema normativo interno “usos y costumbres”; en esta ocasión por primera vez compite una mujer.

Se trata de Ceyla Cruz Gutiérrez, cuyo mayor reto es ganar y gobernar en igualdad, promete defender su territorio ancestral y sus invaluables bienes naturales.

Son cinco candidatos que aspiran a ocupar el puesto de alcalde dentro de un territorio que ha vivido una constante lucha por la defensa de sus límites territoriales y que continúa inmerso en la pobreza y abandono, a pesar de ser rico en bienes naturales.

Además de Ceyla que compite por la planilla amarilla, también por primera vez, participará un candidato independiente, Luis Alberto Domínguez Cortes, al frente de la planilla roja; además de los ciudadanos Fernando Miguel Contreras, Saúl López Antonio y José Antonio Cruz Ordaz en sus respectivas planillas.

Ceyla es abogada y madre de dos niñas; a sus escasos 15 años abandonó su tierra para ir a estudiar y prepararse a la ciudad de Oaxaca; después regresó a San Miguel Chimalapa y hace dos años formó un comité comunitario, cuyo objetivo central ha sido la defensa del territorio comunal frente a las invasiones provenientes de Chiapas, así como evitar el despojo y saqueo de parte de madereros, ganaderos y empresas mineras.

Hace apenas tres años también participó como candidata para ocupar el cargo de presidente del Comisariado de Bienes Comunales pero lo perdió; la excusa fue por ser mujer, siendo en realidad víctima de un impune fraude electoral, avalado por la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional, instituciones agrarias federales que elaboraron y validaron un acta de asamblea donde aparecen votando cerca de una veintena de comuneros fallecidos así como personas que no son comuneros de san Miguel.

La mujer zoque participan en las asambleas comunitarias, sin embargo cuando participa para ser autoridad se torna complicado y el machismo se impone, más aún si se involucra en esta participación el deseo de defender honestamente a los intereses de la comunidad.

El principal impulso de Ceyla para gobernar su tierra es la decepción por sus gobernantes.

“San Miguel es un municipio muy importante; tenemos una gran biodiversidad y antecedentes de lucha, pero hace falta algo, que una mujer gobierne el municipio, en primera hemos logrado un cambio, el método de elección, antes era masivo, sólo en la cabecera y en asamblea a mano alzada, con presencia de acarreados y gente avecindada, siendo fácil la intimidación y la compra de votos”, dijo.

Tras una presión encabezada por la propia Ceyla, hace tres años se realizó una consulta comunitaria ciudadana en donde se eligió el método de urnas y casillas, es decir voto secreto.

El consejo municipal electoral en San Miguel Chimalapa se instaló el 28 de septiembre y el pasado viernes 7 de octubre inició la primera sesión del consejo rumbo a la elección del 23 de octubre.

Por acuerdo de la comuna se establecerán urnas en la cabecera municipal, San Miguel Chimalapa y en cada una de las 18 agencias municipales: Cuauhtémoc, San Felipe, Las Conchas, los Limones, Cieneguilla, Las Anonas, Vista Hermosa, El Porvenir, El Palmar, Benito Juárez, El Barrancón, Las Cruces, Guadalupe, La compuerta, Sol y Luna, La Cristalina, Emiliano Zapata y San Antonio.

Los comuneros zoques depositarán la única boleta que fue aprobada, donde aparecerán las cinco planillas contendientes, mismas que serán contadas al término de la jornada, para definir la ganadora.

El Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), a través del Sistema Normativo Interno antes Usos y Costumbres, estarán a cargo de la jornada electoral en esta comunidad, donde se cuenta con un padrón de 3 mil 500 votantes.

La lucha que ha comenzado Ceyla no es de ahora, sino de hace tres años: hasta ahora ha caminado las 18 agencias municipales, ha recorrido cada rincón, para platicar con familias, con los hombres y mujeres.

“Si gano la elección municipal será histórico, porque es la primera vez que participa una mujer como candidata y también sería la primera mujer en gobernar mi terruño, sé que es un reto y le pido a mi gente la oportunidad, una mujer sabrá llevar las riendas de San Miguel Chimalapa, un pueblo que vive con una herida de zozobra, invasiones, saqueos y abandono”, dijo.

Fuente: Aristegui Noticias

Comentarios

Skip to toolbar