Maíz para autos, no para comer

0

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura insta a Estados Unidos a suspender su producción de etanol a base de maíz para evitar una crisis alimentaria mundial

 

El director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, instó a Estados Unidos a suspender su producción de etanol a base de maíz para evitar una crisis alimentaria mundial, en una columna publicada este viernes por el diario británico Financial Times.

“Una suspensión inmediata y temporal de la legislación estadounidense”, que destina cuotas de las cosechas de maíz a la producción del biocarburante, “daría cierto alivio al mercado y permitiría destinar más granos a la alimentación humana y animal”, destacó el director de la FAO.

Desde hace varias semanas, el precio de las materias primas agrícolas, especialmente de los cereales, se ha disparado tanto en Europa como en la bolsa de Chicago debido a la ola de calor que azota simultáneamente a varios países productores.

En estas circunstancias, la FAO considera que la ley estadounidense que destina el 40% de la cosecha de maíz para la producción de biocombustibles puede contribuir a una crisis alimentaria global.

 

Las cifras son alarmantes. Desde el pasado uno de junio, el precio de los cereales se ha disparado.

El maíz ha subido más del 19%, el trigo más del 25% y el arroz el 7,7%

El departamento de Agricultura estadounidense ha confirmado que la cosecha de maíz de 2012 será la menor en seis años. Y la sequía también está dejando huella en las cosechas rusas

Es la implacable ley del mercado: la demanda aumenta, pero Estados Unidos y otros países productores han recortado sus proyecciones para la cosecha de grano. Y cuanto menor es la oferta, más se disparan los precios.

Para los ganaderos también se avecinan tiempos de vacas flacas. Las materias primas agrícolas sirven de alimento para los animales. Cuando los precios aumentan, el coste de producción de la carne también se dispara.

Otro problema de peso es que los especuladores han encontrado en las materias primas la seguridad que no les ofrecían los productos financieros.

Las materias primas se comportan cada vez más como activos y cada vez menos como productos. Más que por flujos de oferta y demanda reales, los precios están determinados por los especuladores.

Los dirigentes europeos hablaron de la regulación de los mercados de las materias primas en la reunión del G20 en junio del año pasado, pero la cita concluyó sin ninguna medida para limitar la especulación pese al alegato del entonces presidente francés Nicolas Sarkozy, que tildó de inaceptable la especulación con alimentos.

Prevista por iniciativa de Cameron, este domingo se celebra una nueva conferencia sobre el hambre en Londres, el último día de los Juegos Olímpicos. Falta por ver si como piden estos niños voluntarios en OXFAM, la reunión abre el camino a una reforma en profundidad de la producción y la distribución de los alimentos.

 

Fuente: Euronews y El Día.

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar