Llaman a la unidad en #Yosoy132

0

Al iniciar la séptima asamblea general interuniversitaria del Movimiento #YoSoy132, los voceros y representantes de más de 100 asambleas que participan en este colectivo decidieron que este sábado su orden del día será la discusión sobre su organización interna y posteriormente debatirán en torno a los acuerdos tomados en la Convención Nacional contra la Imposición, que se realizó en San Salvador Atenco hace un par de semanas.

Durante los debates, representantes de las asambleas de El Colegio de México, Posgrados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de académicos, dieron a conocer un “extrañamiento” en el que hacen un llamado a la unidad.

En el documento, éstas expresaron su preocupación “ante una serie de deslindes de miembros de ciertas asambleas locales que frente a la opinión pública han generado confusión al mostrarse como voceros del movimiento, principalmente las manifestaciones en el IFE realizadas por algunos integrantes del 132, la marcha del 7 de julio, además del reciente deslinde de las decisiones tomadas en la Convención Nacional de Atenco”.

Agregaron que no consideran éticas prácticas realizadas por parte de participantes de asambleas locales, como el caso de la limpieza de mobiliario urbano y la apropiación de propuestas conjuntas como el modelo de medios públicos.

“En los casos antes mencionados ha habido una violación voluntaria o involuntaria a los acuerdos de la AGI de #YoSoy132, toda vez que los deslindes implican una desacreditación del trabajo de la gente del movimiento que participa de la organización de los eventos particularmente en el caso de la Convención de Atenco. De igual forma implica dejar en la indefensión a los miembros partícipes de dichos eventos, lo que contradice nuestro discurso de si tocan a uno nos tocan a todos.”

Quienes suscribieron el documento, señalaron que los deslindes han sido realizados por actores que “ante sus constantes exposiciones mediáticas han provocado que a partir de sus declaraciones se determine qué es legítimo y que no; quién es parte o no del movimiento; qué es o no un acuerdo, al menos en el ámbito de la opinión pública”.

Subrayaron que tales determinaciones corresponden exclusivamente a la AGI. “Nadie está autorizado ni legitimado para dar certificados de autenticidad ni de legitimidad ni de consenso, ha quedado invalidado el principio de la autonomía, entendido éste como la capacidad de toma de decisiones y emprendimiento de acciones a las que tiene derecho cada asamblea local, sin que medie intervención alguna de otra asamblea, siempre y cuando éstas no contravengan los principios que dan sustento al movimiento #YoSoy132 y tiendan a anular la autonomía de otra asamblea local”.

Consideraron que estas acciones “tienden a dividir al movimiento, porque no dejan que la pluralidad del mismo tenga cabida en la opinión pública. Al final se presenta sólo una visión parcial de quienes lo integramos y facilita la desacreditación ante los medios de comunicación.

“Sostenemos que hablar ante los medios de comunicación empleando eufemismos, pronunciándonos de manera políticamente correcta a nombre de todos los integrantes, diciendo, que no nos deslindamos, pero aclarando, que nosotros no organizamos, olvidando los principios éticos que nos guían y transmitiendo posturas individuales, aprovechando la vocería local que los medios convierten en la vocería del movimiento son razones suficientes para promover el extrañamiento a los miembros de las asambleas locales que se hayan visto involucrados en los acontecimientos antes citados. Nos pronunciamos desde ya por la generación de una vocería oficial del movimiento, que rotará a partir de la rotación de cada asamblea interuniversitaria como parte de una restructuración de la Comisión de Prensa y Comunicación, con el objetivo de que adquiera las capacidades de respuesta informativa que un movimiento como el nuestro demanda”.

Una vez leído este pronunciamiento, los representantes de la asamblea de académicos aclararon que el grupo al que representan sólo había suscrito el documento en relación al llamado a la unidad.

Fuente: La Jornada

Comentarios

Skip to toolbar