La derrota de la actriz porno que demandó a Trump

0

El juez federal de distrito James Otero desechó la demanda por difamación que interpuso Stephanie Clifford en contra del presidente Donald Trump.

Además, ordenó a la actriz de cine para adultos, conocida como Stormy Daniels, pagar al mandatario estadunidense los gastos legales en los que incurrió durante el proceso.

El fallo del juez, que sorprendió a los grupos de defensoras de los derechos de las mujeres, se sustenta en el hecho de que Otero dudó de los argumentos de la demandante y su equipo legal, con base en la defensa constitucional de la primera enmienda.

La demanda de la actriz porno en contra de Trump alegaba que el mandatario la difamó al negar que le hubieran pagado para que durante las elecciones presidenciales de 2016 mantuviera en secreto la relación sexual que sostuvo con ella años antes.

Dicha demanda se sustentó en el mensaje que Trump escribió en abril pasado en su cuenta personal de la plataforma de Twitter, donde afirmó que la actriz “se inventó una historia” cuando dio a conocer la supuesta amenaza a la que fue sometida para que no hablara del encuentro sexual entre ambos.

Clifford y Trump presuntamente tuvieron un encuentro sexual en un hotel localizado en el estado de la Florida, en 2006. Posteriormente, ya con Trump como presidente, la actriz porno reveló que en 2011 un hombre la amenazó en un estacionamiento, luego de que llegó a un acuerdo para contar su historia sexual con el entonces magnate y multimillonario de la industria de la construcción.

Tras conocer el fallo, Michael Avenatti anunció que a nombre de su clienta apelará la determinación legal a favor del presidente de Estados Unidos.

El juez federal de la Corte del Distrito Central en Los Angeles, California, indicó que desechó la demanda porque coincide con Trump en el argumento de que su tuit “constituye una hipérbole retórica normalmente asociada con el lenguaje político y usual de Estados Unidos”, y con base en la defensa de la primera enmienda constitucional.

Fuente: Apro/ Agencias

Comentarios