General Electric anuncia fusión con empresa petrolera

0

El grupo estadounidense General Electric (GE) anunció la fusión de su área de energía con Baker Hughes en una apuesta al rebote del precio del crudo tras dos años de caída.

Según el acuerdo, desvelado en un comunicado, GE dará a los accionistas de la empresa de servicios petroleros Baker Hughes un dividendo excepcional de 7 mil 400 millones de dólares y controlará el 62.5% de la nueva entidad, que reunirá las actividades petroleras y gasistas de ambas compañías.

La nueva empresa, que se llamará “Baker Hughes, a GE company” (Baker Hughes, una compañía de GE) cotizará en la bolsa de Nueva York.

Los accionistas de Baker no parecieron muy entusiasmados con el acuerdo y muchos se deshicieron de sus acciones. La acción de Baker cayó 3.7%.

Las de GE, en tanto, bajaron 0.4% acompañando la caída general del mercado del petróleo registrada este lunes.

Ambas compañías acumulan ingresos por 32 mil millones de dólares y operaciones en 120 países.

La fusión ha recibido la luz verde de ambos consejos de administración, pero todavía debe ser aprobada por los accionistas de Baker Hughes así como por las autoridades reguladoras.

Esta operación se lleva a cabo después de que Baker Hughes tuviese que renunciar a su fusión con su mayor competidor, Halliburton –número dos mundial tras el gigante franco-estadounidense Schlumberger–, anunciada a finales de 2014.

Afectados por la caída del precio del crudo desde los últimos dos años, las empresas del sector intentan reducir sus costes y encontrar más propuestas para sus clientes.

“Los clientes de petróleo y energía piden soluciones más productivas”, comentó en el comunicado el director general de GE, Jeff Immelt.

“Esto sólo puede suceder a través de la innovación técnica y una buena gestión, (es decir) las marcas de fábrica GE y Baker Hughes”, precisó.

El conglomerado también apuesta por la combinación de “soluciones digitales, experiencia industrial y tecnológica” de GE con “la reputación inquebrantable de Baker Hughes en el sector de los servicios para pozos y plataformas petrolíferas”.

Baker Hughes aporta un siglo de experiencia en servicios de apoyo a la explotación de crudo pero ha sido muy golpeada por la contracción de la actividad desde el repliegue del precio del barril desatado en 2014.

GE ocupa el liderazgo en equipos para perforaciones submarinas y compresores para operaciones de gas natural licuado y sistemas de procesamiento de petróleo y gas.

También tiene una sólida presencia en el mercado de sistema digitales para el monitoreo e inspección de sistemas de gas y petróleo.

GE se ha expendido agresivamente en la industria bajo el liderazgo de Immelt pero su crecimiento fue magro desde que el crudo perdió hasta casi 75% del valor que tenía en 2014 y compañías grandes y chicas decidieron reducir sus inversiones en el sector.

Immelt dijo que la recuperación de la industria petrolera llevará un par de años más.

“Nosotros podemos capear el ciclo a corto plazo y así estaremos bien colocados para liderar la industria” cuando llegue la recuperación, dijo.

La fusión dará lugar a una compañía de 70 mil empleados que será encabezada por el mandamás de la filial petrolera y gasista de GE, Lorenzo Simonelli.

Ambas empresas dijeron que, una vez integradas, las ganancias acumuladas subirá a unos 34 mil millones de dólares hacia 2020. Asimismo, las sinergias del negocio permitirán ahorros de 1.600 millones de dolares anuales.

Fuente: AFP

Comentarios

Skip to toolbar