Están enojados porque ganaban 600 mil pesos, replica AMLO

0

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “los de arriba” están enojados porque se terminaron los sueldos de 600 mil pesos mensuales, publica El Universal.

“No puede haber gobierno rico con pueblo pobre, que eso es lo que ha venido pasando. Los de arriba se dan la gran vida. Ahora están enojados porque ganaban 600 mil pesos mensuales. Y se acabó todo eso”, dijo en el parque de Béisbol de este municipio afectado por el huracán Willa.

Ello luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó suspender la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones, que ordena que nadie puede ganar más que el Presidente.

Lo cual ocurrió luego que el máximo tribunal del país dio entrada a la Acción de inconstitucionalidad presentada por la minoría en el Senado contra dicho ordenamiento.

“HAY RESISTENCIA PARA NO PERDE PRIVILEGIOS”

Legisladores de Morena han reaccionado ante la suspensión de la Suprema Corte. Criticaron que haya resistencia a la política de austeridad que impulsa el Presidente y advirtieron que continuarán impulsándola.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, consideró que habrá mucha resistencia de quienes no quieren perder sus privilegios pero que continuarán impulsando estas reformas.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, aseguró que la acción de inconstitucionalidad fue “cabildeada” por los ministros de la Suprema Corte.

El coordinador de los Diputados de Morena, Mario Delgado, dijo que pese a la suspensión de la Suprema Corte, en el Presupuesto de 2019 se ajustarán los salarios para que nadie gane más que el Presidente.

Mientras, el Diputado Pablo Gómez dijo que la remuneración del Presidente no depende de la Ley de Remuneraciones sino de la decisión de la mayoría de legisladores.

El 5 de noviembre, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) con lo que entrarán en vigor, cuando se apruebe el presupuesto 2019, el tope de salario para los funcionarios públicos, quienes no podrán ganas más que el Presidente del país y quita las pensiones a los ex mandatarios, entre otras regulaciones.

Ésta Ley es una de las promesas del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha comprometido a impulsar un Gobierno de austeridad y a bajar los sueldos de los altos funcionarios empezando por él mismo, quien ganará entre 108 y 110 mil pesos mensuales.

La legislación fue publicada por orden del Congreso de la Unión y no por el entonces Presidente Enrique Peña Nieto. La legislación entrará en vigor una vez que se apruebe el Presupuesto de 2019.

En ella se estable que “ningún servidor público recibe una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

Comentarios