El cura desaparecido estuvo en un hotel con un menor (VIDEO)

0

Según la hora y fecha registradas en las imágenes, el cura y el menor de edad ingresaron solos y por su propio pie al hotel la mañana del martes

El sacerdote de Puruándiro, Michoacán, José Alfredo López Guillén que presuntamente fue secuestrado el lunes por la noche, aparece en videos entrando en compañía de un menor de edad a un hotel de esa cabecera distrital, de acuerdo con la agencia Quadratín.

El Cardenal Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia, sin embargo, aseguró que la información difundida sobre la desaparición de un párroco de Michoacán es falsa.

Según la hora y fecha registradas en las imágenes, el cura y el menor de edad ingresaron solos y por su propio pie al hotel la mañana del martes, al otro día del presunto plagio.

Luego de que se informara a la autoridad de la desaparición del cura, se desplegó un operativo policial con la participación de autoridades de los tres órdenes de gobierno, así como de agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán y del Ejército.

Quadratín se desplazó al lugar de los hechos y ahí conoció que afuera del establecimiento donde fue visto el sacerdote, también se observó un automóvil marca VW, el mismo que se ha dicho fue robado al cura, lo que pondría en duda que se tratara de un secuestro.

En la investigación periodística se supo que el clérigo desde el día anterior al presunto secuestro, el domingo, se habría registrado como huésped del hotel, como lo demuestra uno de los videos.

Acto seguido, el sacerdote le pidió a la auxiliar doméstica no se presentara a laborar el lunes, sin una explicación aparentemente convincente, para luego desaparecer él y su coche.

La siguiente aparición del cura fue en el hotel el martes por la mañana, el cual abandonó ese mismo día por la tarde, sin que hasta ahora las autoridades sepan su paradero.

En Puruándiro se mantiene presencia de personal de la Procuraduría estatal e instituciones federales, que trabaja a marchas forzadas para dar con el paradero del cura.

Fuente: La Silla Rota/ Con información de Quadratín

Comentarios

Skip to toolbar