#BahamasLeaks: Pierdant no es contratista de EPN, pero sí de Eruviel

0

Documentos revelados por la investigación periodística Bahamas Leaks demuestran Pierdant sí ha hecho negocios con el círculo cercano de EPN

gaviota condo miamiAl borrar una nota de su sitio web, el diario The Guardian confirmó que el Gobierno de Enrique Peña Nieto no ha tenido contratos con Ricardo Pierdant. Sin embargo, documentos revelados por la investigación periodística Bahamas Leaks demuestran que el empresario mexicano sí ha hecho negocios con el círculo cercano del Presidente.

De acuerdo con información de La Vanguardia, los documentos muestran que  el empresario que pagó el predial de un departamento de lujo en Miami, propiedad de Angélica Rivera, obtuvo al menos un contrato durante la campaña del hombre que Peña Nieto apoyó para la Gubernatura de su natal Estado de México, Eruviel Ávila.

Pierdant recibió  del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –a través de la empresa Piermen– 2 millones 807 mil 800 pesos por 15 mil jarras con vasos, 50 mil cilindros de aluminio y 5 mil memorias USB para repartir entre sus simpatizantes y posibles votantes. En ese entonces (2011), Enrique Peña Nieto aún era Gobernador de ese Estado, mientras que el coordinador de campaña era Luis Videgaray, quien después se convertiría en el secretario de Hacienda.

Entre la fecha en que Pierdant fue contratista del PRI y que Enrique Peña Nieto –amigo suyo desde que estudiaban en la Universidad Panamericana– rindió protesta como Presidente de México, el empresario registró el 2 de noviembre de 2012 dos empresas en el paraíso fiscal de las Bahamas.

“Su nombre coincide con el dueño y único beneficiario de las firmas Grantley Ventures Ltd. y Crimson Worldwide Ltd. de acuerdo con documentos obtenidos durante la investigación periodística internacional llamada Bahamas Leaks, surgida de información conseguida por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y organizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ)”, indicó Mexicanos contra la Corrupción en un reporte.

En marzo de 2014, cuando cuando Pierdant desembolsó 29 mil 703 dólares para pagar el impuesto predial de Rivera, hecho que Peña calificó como un favor de amigos, las empresas de Bahamas ya tenían un año y cuatro meses de haberse creado.

Bahamas es un paraíso fiscal ya que en su legislación las empresas que se declaran “compañías internacionales de negocios” –como están registradas las de Pierdant– no deben pagar impuestos porque sus ingresos provienen del extranjero. Tampoco tienen que presentar informes anuales corporativos, por lo que la identidad de los accionistas es desconocida.

Esta información es revelada a sólo unos día de que el diario británico The Guardian ofreciera una disculpa a Pierdant, por haber indicado “erróneamente que Ricardo Pierdant y sus negocios tenían un potencial conflicto de interés, ya que la primera dama de México, Angélica Rivera, tuvo acceso ocasional a un lujoso departamento en Miami que le pertenece; esto mientras –según dijimos–, sus compañías buscaban lucrativos contratos con el Gobierno Mexicano“.

Además de eliminar la nota de su portal de noticias, el diario agregó que “no hay duda de que en 2014 Pierdant pagó los impuestos (de 2013) del departamento que Rivera tiene en Miami, y que él y el presidente Enrique Peña Nieto tienen una amistad de años, aceptamos que ninguna de las compañías de Pierdant han obtenido contratos con el Gobierno Mexicano ni han participado en el proceso de licitación”.

bahamasleaksLas empresas de Pierdant

Grupo Pierdant fue fundado en 1988 por Ricardo y Jorge Pierdant con la intención de importar productos chinos a México. Su capital inicial fue de 10 millones de pesos, actualmente cuenta con 15 empresas en México y Estados Unidos en las ramas de marketing, bienes raíces y concesiones para el manejo de bicicletas públicas; dos de ellas aparecen en Bahamas Leaks.

En el año 2000, de acuerdo con Mexicanos contra la Corrupción, aparecieron en el Diario Oficial de la Federación algunas empresas que pertenecen a ese grupo: Copiersa, Promonov, Piermen y Comercializadora Pierdant,  que estaban bajo una revisión por las cuotas compensatorias que pagaban como importadoras de productos chinos por parte de la desaparecida Secretaría de Comercio y Fomento Industrial  (Secofi).

Tras crear las empresas de papel en Bahamas,  Ricardo Pierdant y sus hermanos registraron al menos otra comercializadora llamada Genpor – en Querétaro- y Cyclo Share, la cual obtuvo la concesión para operar bicicletas públicas en Puebla, cuando el alcalde era José Antonio Gali –un panista convertido ahora en Gobernador–.  De acuerdo con Mexicanos contra la corrupción, ese fue un proyecto que no tuvo competidores.

Ricardo Pierdant ya contaba también con siete empresas en Estados Unidos:

RPG JADE LLC  (2008).
Deko Bike (nació en 2008 y maneja las bicicletas públicas en Miami).
Biscayne Ocean Holdings LLC (2009. Una inmobiliaria que posteriormente pagó el predial de Rivera).
Mintoto US Holdings LLC.  (2009)
Deco Long Beach LCC  (2010)
Deco Long (2011)
Deco B Holdings (2011)

Aunque no hay datos sobre cómo llegó Ricardo Pierdant a Estados Unidos,  en 2010 ganó la concesión para operar las bicicletas públicas en San Diego, California, por medio de la firma Deco Bike SD. Y en 2014 formó en ese País las compañías Ribo Investments y Kronos SB.

Fuente: La Silla Rota/ Con información de Vanguardia 

#BahamasLeaks: los mexicanos involucrados (INFOGRAFÍA)

Comentarios

Skip to toolbar