July 23, 2014

:

Al gobierno, pasivo sindical de Pemex -

Wednesday, July 23, 2014

La travesía de Enrique -

Wednesday, July 23, 2014

La Fórmula 1 regresará a México en 2015 -

Wednesday, July 23, 2014

El campo se levanta contra las reformas -

Wednesday, July 23, 2014

Buscan ONU y EU tregua en Gaza -

Wednesday, July 23, 2014

Matan a 13,937 con armas de fuego -

Wednesday, July 23, 2014

Pide ONU indagar crímenes de Israel -

Wednesday, July 23, 2014

Explota refinería en Ciudad Madero -

Wednesday, July 23, 2014

Graban a diputado Verde al pedir moche -

Wednesday, July 23, 2014

Se estrella avión en Taiwán y mueren 51 -

Wednesday, July 23, 2014

Batman: Un mito que cumple 75 años -

Wednesday, July 23, 2014

Rebeldes prorrusos derriban dos aviones cazas -

Wednesday, July 23, 2014

Medios ignoraron a BRICS: Fidel -

Wednesday, July 23, 2014

La batalla final es civilizatoria -

Wednesday, July 23, 2014

Bajo amenaza, los bosques templados -

Wednesday, July 23, 2014

Ley de Geotermia privatiza el agua -

Wednesday, July 23, 2014

Atrapan en Texas a 192 polleros -

Wednesday, July 23, 2014

La guerra por los alimentos -

Wednesday, July 23, 2014

Círculo K compra 900 tiendas Extra -

Wednesday, July 23, 2014

Líder transportista, cómplice templario -

Wednesday, July 23, 2014

Riña en el Congreso por la deuda estatal

Riña en el Congreso por la deuda estatal

Los tres grandes partidos aprueban la reforma sobre el déficit en la Cámara Alta, pero los diputados creen que el tema es de su competencia

Por Inés Santa Eulalia/ El País

La reforma constitucional para aumentar el control sobre el endeudamiento de los Estados y municipios ha generado un singular panorama en la política mexicana. El escenario de la polémica no es el típico enfrentamiento entre partidos, esta vez son las cámaras de Diputados y de Senadores las que no se ponen de acuerdo por una cuestión de competencias.

Los senadores aprobaron este martes la reforma constitucional que pretende un mayor control sobre la deuda de los Estados. La norma quiere evitar escándalos como el de Coahuila, cuyo gobernador y luego presidente del PRI Humberto Moreira, que hoy está en España estudiando una maestría, dejó al Estado con una deuda de 34 mil millones de pesos pese a que cuando llegó al poder era apenas de 300 millones. O como el caso de Chiapas, en el que el ex gobernador Juan Sabines aumentó la carga en un 5.000% durante su mandato entre 2006 y 2012.

Cien de los 128 senadores votaron en el pleno a favor de la reforma y la enviaron a la Cámara de Diputados para ser analizada, pero un problema de competencias parece interponerse en el camino de una ley que el Senado considera una prioridad. La llamada cámara baja alega que es su competencia iniciar los trámites en reformas que afectan a materia de endeudamiento. La cámara alta asegura que al tratarse de una reforma constitucional esta puede surgir de cualquiera de los dos cuerpos que componen el Congreso de la Unión.

Representantes de los siete partidos presentes en la Cámara de Diputados pidieron el rechazo del acuerdo del Senado, pero será la Mesa Directiva de los diputados la que decidirá este miércoles qué hacer con el proyecto.

El acuerdo aprobado en el Senado obliga, entre otras medidas, a que la deuda de los Estados y municipios se destine a gasto productivo, al tiempo que prohíbe su uso para gasto corriente. En México, salvo el Distrito Federal, los otros 31 Estados son soberanos y pueden solicitar tanta deuda como autoricen sus respectivos congresos locales. Aunque la reforma no toca esa soberanía, al no incluir un techo de deuda, sí obliga a que la petición de deuda sea aprobada por la mayoría calificada del respectivo congreso, en lugar de mayoría simple como hasta ahora. Los cambios también incluyen que no se pueda solicitar deuda en los últimos tres meses de gestión de un gobernante, como pasó en el caso del Estado de Chiapas y en el Tabasco.

La aprobación en el Senado –en caso de seguir su curso natural en la Cámara de Diputados- constituiría un primer paso para una nueva ley de deuda que tendrá que desarrollarse más adelante con otras normativas. El director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, Juan Pardinas, uno de los expertos consultados para la elaboración de la reforma, aplaude la aprobación pero lamenta que no se toque el tema de la impunidad de aquellos que incurrieron en el despilfarro.

“Para mantener la estabilidad financiera el primer reto es combatir la impunidad porque hay gobernadores que multiplicaron por diez el tamaño de sus deudas y hoy están impunes. Esta reforma es positiva y debería haberse aprobado hace 15 años, pero si no resolvemos en problema de la impunidad creo que se quedará corta”, augura el director del IMCO.

Las deudas de los estados y municipios mexicanos ascienden a 430.000 millones de pesos (más de 35.365 millones de dólares) y han crecido más del 100% desde el año 2008, informó en febrero la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Solo en 2012, el endeudamiento creció a un ritmo de 120 millones de pesos al día. Pardinas dice que México no tiene un problema de deuda como puede tener España, pero sí alerta de que la tendencia es “preocupante”. “El problema no es la deuda per se, sino en qué se gasta”.

 

Enhanced by Zemanta
Leave A Comment