Renuncia el fiscal de Justicia de Veracruz; iba por nueve años

0

El fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras presentó su renuncia con carácter irrevocable ante la presidencia de la mesa directiva de la 64 Legislatura local, la cual surgirá efecto a partir de este jueves 1 de diciembre.

Aunque durante todo el año el funcionario se había jactado de la autonomía de la Fiscalía y que sería “el abogado del estado” por nueve años, como lo marca la ley, tras una comida con el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, realizada el pasado fin de semana, Luis Ángel Bravo decidió dimitir al cargo.

En Veracruz es vox populi la relación de amistad entre el exgobernador Javier Duarte y Luis Ángel Bravo; en este sexenio el fiscal primero fue impulsado como titular del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información.

Sin embargo, Bravo Contreras tomó hoy protesta al abogado Jorge Winckler como “fiscal visitador”, con meta atribuciones y quien se perfila como nuevo titular de la FGE, pese a su nula experiencia en la impartición de justicia y haber obtenido su cédula profesional apenas hace un par de años.

Winckler llegará “apadrinado” a la Fiscalía General del Estado por su cercanía con el panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares.

Esta noche el aún fiscal Bravo Contreras señaló que tomó dicha decisión para no ser “factor de división ni encono”.

“Lo que Veracruz necesita, hoy más que nunca, es unidad, y estoy convencido de que tiene una ruta que le hará transitar a mejores esquemas de gobernabilidad, de paz social y de bienestar para sus ciudadanos, de la mano del próximo gobernador del estado”, justificó.

También presumió que en materia de lucha al secuestro se conformó en Veracruz una de las mejores unidades especializadas en combate a ese ilícito de todo el país.

“Me llevaré en lo más profundo de mi corazón la satisfacción de haber servido, en la medida de mi capacidad, a todos aquellos que acudieron a la Fiscalía demandando justicia, de ahí que no tengo nada que ocultar ni algo que me avergüence”, acotó.

Fuente: Apro

Comentarios

Skip to toolbar