Pedro Sánchez pierde respaldo, nuevas elecciones en España

0

Legisladores independentistas catalanes y de derecha rechazaron el proyecto del gobierno socialista. Habría comicios generales en abril o mayo.

n una votación que alineó a constitucionalistas e independentistas en contra de los presupuestos presentados por el gobierno socialista, el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, quedó este miércoles al borde del abismo. Anunciará el viernes, luego de su reunión de Consejo de Ministros, si convocará o no elecciones anticipadas.

“Sí, 191; no, 156 más dos votos emitidos telemáticamente; abtenciones, 1 -hizo el recuento de votos la presidenta del Congreso español, Ana Pastor-. En consecuencia quedan aprobadas las enmiendas de devolución y por lo tanto rechazado el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para el año 2019.”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso (EFE).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso (EFE).

En un escenario político sensible por el juicio a los líderes independentistas catalanes, el separatismo cumplió su amenaza de quitarle el apoyo a Sánchez y sucedió lo impensado: terminó uniendo sus votos a los del Partido Popular y Ciudadanos para darle la espalda a un presidente para el que comenzó la cuenta regresiva.

Con sus prepuestos hechos añicos, Pedro Sánchez puede disolver las Cortes y convocar a elecciones o intentar seguir gobernando a través de decretos ley.

El separatismo catalán pone en jaque al gobierno español

En el escenario de un adelanto electoral, las posibles fechas que este miércoles circulaban por La Moncloa eran abril -se habló del 14 y del 28-, mayo -cuando también habrá elecciones municipales y europeas- u octubre. “Que las convoque cuanto antes. Esto ya está absolutamente acabado”, dijo el ex portavoz parlamentario del PP Rafael Hernando.

Esta derrota de Sánchez tiene sabor a deja-vu para el Partido Socialista: tiene un antecedente en 1995, cuando el presidente Felipe González no logró sacar adelante su primer proyecto presupuestario y debió convocar elecciones anticipadas. Fue en 1996 y ganó José María Aznar del PP.

Pablo Casado, del opositor Partido Popular, en el debate sobre los Presupuestos en el Congreso (DPA).

Pablo Casado, del opositor Partido Popular, en el debate sobre los Presupuestos en el Congreso (DPA).

Los mismos soberanistas de ERC (Esquerra Republicana de Cataluña) y de PdeCAT (Partido Demócrata Europeo Catalán) que apoyaron a Pedro Sánchez hace ocho meses en la moción de censura con la que el líder del PSOE desalojó de La Moncloa a Mariano Rajoy, ahora rechazaron sus presupuestos. Tienen a varios de sus líderes en el banquillo de acusados en el juicio que se está llevando a cabo en el Tribunal Supremo, y su voto en contra, ahora, no es más que el coletazo ante la ruptura de diálogo entre el gobierno y la Generalitat que Sánchez hizo pública el viernes pasado.

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Tardá, calificó de “gran error histórico” que el presidente socialista se haya asustado “ante el alcance de sus conversaciones con las fuerzas independentistas catalanas.”

El presidente cortó las conversaciones que mantenía con los independentistas cuando su aprobación de un relator en la mesa de negociaciones con los partidos políticos catalanes -figura que había sido solicitada por el presidente catalán Quim Torra en un documento de 21 puntos presentado a Sánchez en diciembre- desencadenó la ira del PP, Ciudadanos y los ultra-derechistas de Vox, que pusieron el grito en el cielo y organizaron la movilización del domingo pasado en Madrid. Al grito de “Fuera Sánchez” y “Elecciones ya”

Fuente: El Clarín

Comentarios