Operación Coneja: Investiga Durango desvío de 200 millones al PRI

0

Empresas con las que operó Alejandro Gutiérrez el presunto desvío de 250 millones de pesos en Chihuahua, son las mismas con las que se cometió otro desfalco de 200 millones en Durango, publica el diario Reforma.

La Fiscalía General del Estado de Durango informó que indaga un quebranto en el Consejo Estatal de Seguridad Pública.

Según la investigación, en 2016, recursos federales para diversos proyectos, los cuales no fueron detallados, se asignaron a empresas que operaban en forma simulada en por lo menos dos entidades, señaló la Fiscalía.

De acuerdo con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se trata de las mismas empresas empleadas por el exsecretario del PRI en la triangulación de 250 millones de pesos desde la Secretaría de Hacienda hacia la administración de César Duarte y hacia las campañas del PRI.

Entre ellas, indicó el panista, se encuentra Jet Combustibles, S. A. de C. V. Declaraciones ministeriales que se desprenden del caso Chihuahua, señalan que Gutiérrez y su hijo crearon empresas para triangular recursos del Gobierno federal a las arcas de Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Veracruz, Puebla y Sinaloa para inyectar dinero al PRI.

Por los hechos de peculado ocurridos en Durango, el pasado 1 de octubre las autoridades estatales detuvieron a Juan Carlos Ascencio Pérez Gavilán, exsecretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, y su administradora Liliana Vázquez Morales. Una semana después, ambos exfuncionarios estatales fueron vinculados a proceso por peculado.

“De acuerdo con las investigaciones, que continúan en integración, en el año 2016 las personas antes citadas laboraban en el Consejo Estatal de Seguridad Pública (…), periodo en el que llegó un recurso federal extraordinario que sería destinado a distintos proyectos de gran beneficio para Durango, mismo que los imputados asignaron a diferentes empresas que fiscalmente operaban en forma simulada en por lo menos dos estados”, indicó la Fiscalía estatal.

“Mencionar que hasta el momento se ha comprobado un desvío de aproximadamente 200 millones de pesos, como parte del delito cometido, por lo que se continúan investigando diversas empresas que pudieran estar implicadas”.

La fiscal general de Durango, Ruth Medina Alemán, ha dicho que el dinero no estaba destinado a proyectos tan relevantes.

“Un dinero que llegó al estado en un período muy corto de ese 2016, así está declarado en un video. Venía destinado a algunos proyectos que no son tan relevantes, pero una cantidad muy cuantiosa de dinero, que sí beneficiaría”, dijo Medina Alemán.

Fuente: Reforma

Comentarios