Narco colombiano afirma que sobornó al procurador de Salinas

0

Ahora en el Chapo Show Judicial un testigo colombiano acusó a Ignacio Morales Lechuga, ex procurador con Carlos Salinas de Gortari, de recibir sobornos. El actual notario público negó la versión

El narcotraficante colombiano Jorge Milton Cifuentes, testigo de prueba en el juicio que se realiza en el barrio de Brooklyn, Nueva York, en contra Joaquín El Chapo Guzmán, aseguró que él personalmente sobornó al exprocurador general de la República (PGR) Ignacio Morales Lechuga.

En su cuarta audiencia como testigo protegido del gobierno de Estados Unidos para incriminar al capo sinaloense, Cifuentes, Simón El J, fue cuestionado directamente por el abogado de El Chapo, Jeffrey Lichtman, sobre la corrupción por narcotráfico que supuestamente ejercía sobre Morales Lechuga, titular de la PGR de 1991 a 1993, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

–¿Lo sobornaba? –preguntó Lichtman (uno de los tres defensores legales de Guzmán Loera) al narco colombiano.

–Sí, señor –respondió, estoico, el traficante de drogas asociado a El Chapo, líder de una de las fracciones del Cártel de Sinaloa.

Sin dar detalles del monto del presunto soborno que pagó a quien también fuera embajador de México en Francia, de 1993 a 1995, Simón simplemente acotó que pagaba a Morales Lechuga –actualmente titular de la notaría número 116 de la Ciudad de México– para garantizar la protección e inmunidad de sus operaciones de narcotráfico en el territorio mexicano y en asociación con criminales sinaloenses.

En el mismo tenor, hablando de la narco-corrupción en México, con su interrogatorio Lichtman llevó a Simón a que hablara del caso de uno de los lugartenientes que tenía en México, Juan de Dios Rodríguez Valladares, Flaco.

“Tenía a 70 policías federales (mexicanos) en su nómina… pero la nómina la pagaba yo. Los federales no sabían que todos trabajaban para mí”, subrayo Simón, quien ha implicado a Guzmán Loera en el trasiego de varias decenas de toneladas de cocaína colombiana a Estados Unidos.

Las menciones sobre la supuesta corrupción de Morales Lechuga y de los 70 elementos de la Policía Federal se abordó sin mayores detalles durante la audiencia de este lunes en Brooklyn.

“Son totalmente falsas y por tanto calumniosas y difamadoras las acusaciones hechas en mi contra por parte de un narcotraficante en el juicio de Joaquín Guzmán. Estas afirmaciones generan, cuando menos, responsabilidad civil. Me reservo el derecho para hacerlo valer”, escribió Morales Lechuga en su cuenta personal de la plataforma de Twitter.

Era cuestión de tiempo que en el juicio de El Chapo surgieran nombres de funcionarios mexicanos presuntamente sobornados por el narcotráfico, como ya fue el caso de los expresidentes Enrique Peña Nieto y Ernesto Zedillo, además de Genaro García Luna, quien fungió como secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón, entre otros.

Al inicio de la sexta semana de audiencias del juicio contra el narcotraficante mexicano, fue destacada la ausencia de su esposa, Emma Coronel, quien había asistido a las 16 sesiones previas.

Varios medios de comunicación publicaron este fin de semana fotografías de Coronel en el Madison Square Garden, en Manhattan, que confirman su asistencia a la pelea del boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez contra Rocky Fielding.

Este martes 18 continuará el interrogatorio de Lichtman a Cifuentes. Y en la sala de la Corte Federal del Distrito Este, a cargo del juez Brian Cogan, se rumora que al concluir el interrogatorio al narco colombiano, la fiscalía presentará como testigo de prueba a Pedro Flores.

La presencia y testimonio de Flores es considerada como crucial para demostrar la culpabilidad de El Chapo en el narcotráfico y lavado de dinero.

Junto con su hermano gemelo Margarito, se dice que Pedro podría implicar directamente a Guzmán Loera en un supuesto caso de homicidio perpetrado en Estados Unidos.

De ser ese el caso, según expertos en materia judicial, se reducirían notablemente las posibilidades de que el capo mexicano sea declarado culpable de los delitos que le imputan y, a su vez, sentenciado a cadena perpetua por parte de Cogan.

Fuente: Apro

Comentarios